BeTrAD: Un mejor tratamiento para losconsumidores de drogas de edad avanzada

Como parte del programa Erasmus+, el proyecto BeTrAD tiene por objetivo proporcionar a los profesionales y las organizaciones que trabajan en el ámbito de las drogodependencias, las instituciones geriátricas y las administraciones locales, herramientas y modelos de buenas prácticas, con el fin de ofrecer oportunidades para crear y mejorar los servicios para usuarios de drogas de edad avanzada.

El envejecimiento progresivo de la población en la mayoría de los países de la Unión Europea conlleva que las estructuras sociales y sanitarias se sometan a un proceso continuo de adaptación a este problema; sin embargo, la dependencia a sustancias psicoactivas todavía se asocia con los jóvenes.

“Es evidente que el número total y la proporción de personas con dependencia de las drogas, o con problemas asociados, ha aumentado durante las últimas décadas. Las personas mayores que consumen drogas son más propensas a sufrir las consecuencias sociales negativas de un consumo de drogas prolongado. Así, se han hecho estudios que demuestran que los consumidores de drogas de edad avanzada a menudo están excluidos socialmente y son aislados por la familia, los amigos y las redes sociales de apoyo.” (Casar et al., 2009; Nezet, et al. 2009).

Actualmente, sin embargo, existen pocos tratamientos o programas de atención especializada específicamente dirigidos a las personas mayores que consumen drogas, y los que hay no están preparados para responder adecuadamente a las necesidades de este colectivo; por lo tanto, se deben implantar servicios específicos (Beynon, 2009; Stöver, et al. 2012; Condrobs e.V., 2009).

En consecuencia, el tratamiento y la atención deben adecuarse a la tendencia actual, es decir, al acelerado envejecimiento de los consumidores de drogas, y dar una respuesta rápida.

Los profesionales de los servicios de atención a las drogodependencias han observado dichos cambios en la edad de los usuarios, y debe hacer frente a los problemas diarios que conlleva la derivación de consumidores mayores a servicios de atención adecuados.

En concreto, dentro del proyecto se desarrollan las siguientes acciones:

  • La evaluación de las políticas y de los servicios existentes dirigidos a las personas mayores que consumen drogas en Europa, proporcionará a los profesionales de los servicios de atención social y sanitaria, docentes, administraciones e instituciones académicas, información sobre la situación demográfica de cada país (datos demográficos sobre los consumidores de drogas), la evaluación de las condiciones de acceso a los servicios específicos, a los sistemas legales, sociales y de salud para este colectivo y la identificación de los programas y servicios actuales destinados a los consumidores de drogas de edad avanzada.
  • La recopilación de buenas prácticas, cuya finalidad es identificar y recoger ejemplos de las mejores prácticas en servicios específicos de atención a las personas mayores drogodependientes y modelos de buenas prácticas de colaboración entre los recursos de geriatría y de atención a las personas mayores.
  • La elaboración de una guía de buenas prácticas, disponible tanto en soporte digital como en papel, que facilite a los profesionales de los servicios sociales y de salud, las administraciones y las instituciones académicas un conjunto de herramientas para orientar el desarrollo, la implantación y la mejora de los servicios dirigidos a consumidores de drogas grandes.
  • Formación, basada en el contenido y la estructura de la guía de buenas prácticas y en los resultados obtenidos de la evaluación efectuada, de la evidencia científica y del análisis de las políticas llevadas a cabo. El currículum formativo diseñado servirá como modelo para llevar a cabo formación de ámbito nacional, y para que otras organizaciones puedan adoptarlo o extraer partes concretas con finalidades formativas.

Este proyecto ha sido financiado con el apoyo de la Comisión Europea.

Información de contacto

Email: roger.ferrer@fsyc.org
Teléfono: 93 380 47 12
Personas de contacto: Roger Ferrer