Más de 160 personas en riesgo de exclusión social participan en un novedoso encuentro laboral del programa Incorpora

Recientemente, se ha celebrado un encuentro basado en la fórmula de “speed dating” (cita exprés), en las instalaciones de CaixaForum Barcelona, organizado por el programa Incorpora de “la Caixa”, contando para ello con la participación de 11 empresas y entidades colaboradoras, entre ellas la Fundación Salud y Comunidad (FSC), a través del Programa de Inserción Laboral – Incorpora.

El Programa Incorpora “la Caixa” es una iniciativa de intermediación laboral que vela por garantizar la inserción laboral de personas en riesgo de exclusión o vulnerabilidad social, a través de la relación directa con el ámbito empresarial. En esta ocasión, ha querido organizar un encuentro a modo de cita exprés entre empresas y candidatos/as que ha tenido un gran éxito por la novedad de la fórmula.

Según nos trasladan nuestros compañeros/as del programa de Inserción Laboral de FSC, en este encuentro se ofrecieron más de 160 personas como candidatos/as para optar a un empleo, entre parados de larga duración, personas con discapacidad, jóvenes o migrantes, a empresas que allí se congregaron como Sodexo, Grupo Eulen, Bicing, Acciona, Atysa, Ndavant, Synergie, Accent Social, Adecco, Citius y Grupo Sifu.

Equipo del proyecto Incorpora

Los perfiles más demandados en esta jornada que pretendía cubrir puestos de trabajo coincidiendo con la temporada estival, eran como personal de limpieza, conserjes, atención al cliente, logística y gerocultores. En esta primera fase de preselección, los candidatos/as tuvieron una cita exprés de un máximo de 5 minutos con expertos/as en recursos humanos, teniendo la oportunidad de transmitir sus aptitudes para ocupar los puestos de trabajo ofertados. Anteriormente, todos ellos/as habían realizado las sesiones informativas preparatorias destinadas al empoderamiento personal para afrontar la búsqueda de trabajo.

Uno de los factores de éxito de este encuentro ha sido el trabajo en red de las entidades, entre ellas la Fundación Salud y Comunidad, colaborando conjuntamente para buscar candidatos/as, movilizar a las empresas y preparar las entrevistas, lo cual es motivo de gran satisfacción por las sinergias creadas y los buenos resultados.

Cabe destacar que el programa de integración laboral Incorpora de “la Caixa” facilitó el pasado año 7.583 puestos de trabajo a personas vulnerables en Barcelona, gracias a la implicación de 2.102 empresas y a la colaboración de 94 entidades sociales que, en Barcelona, participan en este programa dedicado a la integración laboral de personas con dificultades para encontrar trabajo.


El Observatorio Noctámbul@s participará en un congreso en Oporto sobre prevención de violencia sexual en ambientes de ocio nocturno

Nuestros compañeros Ivet Oriols y Roger Ferrer, del Observatorio Noctámbul@s, intervendrán en los próximos días en un congreso en esta ciudad portuguesa, en el que se expondrán las iniciativas internacionales más destacadas de prevención del sexismo y violencia sexual en ambientes de ocio nocturno, como es el caso de este proyecto de la Fundación Salud y Comunidad (FSC).

Nuestra entidad, a través de su Observatorio Noctámbul@s, colabora con el proyecto "Sexism Free Night - Prevención de violencia sexual y promoción de una noche no sexista" de la Facultad de Educación y Psicología de Oporto, junto a la asociación Kosmicare y al Ayuntamiento de Oporto.

Se trata de un proyecto de investigación-acción que tiene como objetivo contribuir a la promoción de ambientes de ocio nocturno más igualitarios y seguros, a través de un diagnóstico inicial de la situación en Portugal, y más específicamente al norte del país, con respecto al acoso y abuso sexual en los ambientes de ocio nocturno y su relación con el consumo de sustancias psicoactivas.

En una segunda fase, el proyecto propone una intervención multicomponente de base comunitaria que pretende contribuir a la promoción de ambientes de ocio nocturno más igualitarios y a la prevención de situaciones de violencia sexual.

En el marco de este proyecto, nuestros compañeros Ivet Oriols y Roger Ferrer, del Observatorio Noctámbul@s, han sido invitados a participar en el congreso “Sexism Free Night” el próximo día 28 de junio en Oporto, en el que presentarán este observatorio, enmarcado en la Línea de Drogas y Género de FSC, que está financiado por el Plan Nacional sobre Drogas del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Concretamente, participarán en el espacio referente a iniciativas internacionales de prevención del sexismo y violencia sexual en ambientes de ocio nocturno, en el que además presentarán los resultados del informe 2017/2018 de este observatorio, según el cual un 97% de las mujeres encuestadas ha sufrido algún tipo de violencia sexual en contextos de ocio nocturno, entre otros resultados.

Cabe destacar además que en este congreso participarán destacados expertos/as del ámbito de género y drogas, además de autoridades políticas portuguesas, a través de diferentes ponencias, siendo de máximo interés para el sector.


"Un reto para el ámbito de la inserción laboral es asegurar una mayor estabilidad y una mejor calidad del empleo"

Nuestra compañera Sandra Tatay, directora de los Programas de Inserción Laboral de la Fundación Salud y Comunidad (FSC), ha participado recientemente en Barcelona en la jornada “La intervención social con jóvenes desde el Tercer Sector Social”, organizada por Barcelona Activa y la Confederación. El encuentro estaba dirigido a personas emprendedoras o en proceso de búsqueda de trabajo, así como a organizaciones del Tercer Sector Social que trabajan en el ámbito de servicios de atención a personas. En esta entrevista, nos acerca los aspectos más fundamentales que se abordaron en este espacio de intercambio profesional.

- Durante la jornada, se habló de las principales tendencias del Tercer Sector Social con impacto en el empleo. ¿Cuáles dirías que son las que más afectan a vuestro ámbito de actividad y qué impacto tienen en el empleo y en los perfiles demandados?

En nuestro caso en concreto, el impacto está más relacionado con el ámbito de orientación e inserción laboral, con los perfiles de orientador/a, insertor/a, prospector/a, por ejemplo.

Las necesidades sociales cambiantes pueden generar nuevos filones de empleo y favorecer nuevas oportunidades de contratación. Las entidades tendremos que estar alerta para reajustar la definición de los perfiles (funciones, requisitos ...), en función de los nuevos encargos que tengamos que asumir.

- En cuanto a requisitos profesionales, de los que también se habló en este encuentro, ¿cuáles son los principales retos con los que se van a encontrar las entidades a la hora de buscar personal?, ¿hay algún requisito que sea especialmente difícil de cubrir en cuanto a competencias, valores...?

Un reto para la captación de talento lo podemos identificar cuando buscamos perfiles para determinados ámbitos y diferentes entidades comienzan proyectos de manera simultánea (por la coincidencia de diferentes convocatorias). Esto hace que, si los candidatos/as pueden tener la posibilidad de elegir, tienen que querer identificarse con tu proyecto, con tu entidad.

Por otra parte, no podemos competir con la administración pública a nivel de condiciones laborales. Esto también supone una dificultad para la fidelización del talento y el desarrollo de carreras profesionales, por la temporalidad del trabajo a realizar en algunos de los ámbitos de intervención.

La propia inestabilidad y condiciones de precariedad en algunos de los ámbitos por las propias características de las convocatorias, puede interferir en que profesionales cualificados/as y con perfiles ajustados, hagan de la administración su elección profesional. Por ello, un reto para el Tercer Sector Social es seguir actuando para asegurar una mayor estabilidad y una mejor calidad del empleo, es decir una mejora en las condiciones laborales.

En este sentido, cabe referirse a la importancia del ajuste con el deseo profesional, paralelamente a la oportunidad de empleo que genera el sector.

- Lo referente a la oferta formativa también estuvo muy presente en esta jornada. En tu opinión, ¿la oferta de formación existente en este ámbito, tanto a nivel de ciclos formativos, formación universitaria y formación continua, responde a las necesidades actuales del mercado?  

También, debemos entender esta diversidad de la oferta formativa en cuanto al formato que presenta (online o presencial, formación reglada - continuada, cápsulas por ámbitos temáticos ...). Debemos ser cuidadosos a la hora de analizar este ajuste. Cabe destacar además que la formación debe favorecer la adquisición de herramientas técnicas, el desarrollo de competencias, la construcción del discurso y de la mirada crítica, de manera que ayude a dar respuesta a las necesidades emergentes y a las ya existentes. Los ritmos de las instituciones y del ámbito académico deben responder, en la medida de lo posible, a estas necesidades, adaptándose a la demanda. Nuevamente, aquí también se pone en juego la inquietud e interés del profesional para formarse, para seguir aprendiendo, para identificar su recorrido de desarrollo...

- En el caso del Programa de Inserción Laboral Incorpora, ¿cuáles son los canales más eficaces que se utilizan para la captación de profesionales y cómo se realiza esta captación y fidelización de talento?

Se sigue un protocolo de proceso de selección definido. En este sentido, se define la oferta laboral (el perfil) y su difusión en diferentes portales y programas de empleo de la entidad, así como en redes en las que estamos presentes. En este sentido, aprovechamos diferentes espacios para dar visibilidad a las oportunidades laborales que vamos generando. Las entrevistas de selección se realizan mayoritariamente en dos fases: una inicial con la dirección del proyecto, a nivel de gestión técnica, y una segunda, con la dirección de área, sobre valores y cultura de entidad. Por otra parte, la captación y promoción del talento también se realiza a través de la vinculación con el ámbito académico (profesionales en prácticas) y de los colaboradores/as voluntarios/as. Una vez hemos captado a los y las profesionales, debemos fidelizarlos, a través del acompañamiento y promoción del talento, desde una gestión integral de los equipos, con la definición de planes de carrera para el desarrollo competencial, con la transmisión de cultura de entidad, con medidas de fidelización (como el fortalecimiento de vínculos, con entorno laborales de calidad, con supervisión y acompañamiento, con formación - intercambio de experiencias, con herramientas de trabajo ...).

 - ¿Qué recomendación darías a una persona que quiera trabajar en nuestra entidad en el ámbito de la inserción laboral?

En este sentido, es fundamental el deseo profesional, al que ya me he referido. Se requiere una revisión y una redefinición constante. Esto implica un proceso de exploración individual, que cada persona tiene que hacer en su proceso de búsqueda de trabajo, para determinar si trabajar en el Tercer Sector y con jóvenes, responde a su deseo profesional. También, si su perfil de competencias se ajusta a lo esperado para ese puesto de trabajo, es decir si sus intereses están alineados con lo que ofrece esa posición. En resumen, si su deseo profesional se corresponde con esa función profesional y si tiene interés por trabajar en nuestra entidad.

- Por último, ¿qué otros requisitos valoras en los y las profesionales, de cara a poderlos incorporar a la organización?

Además, ha de tener ganas de aprender y de innovar, como motor para sostener precisamente ese deseo profesional por trabajar en este ámbito.

Y también, flexibilidad y capacidad de adaptación, capacidad para gestionar la frustración. Cuando trabajamos con jóvenes debemos adaptarnos a sus tiempos y a las particularidades que se pueden dar en este momento vital - impaciencia, impulsividad, inmediatez, inquietud, momento cambiante y de cambios..., igual que lo tenemos que hacer con las personas que se encuentran en cualquier otro momento vital.

En el caso de la intervención con jóvenes, lo deseable es que estos/as profesionales crean en los y las jóvenes, en las oportunidades que pueden tener, y que se lo sepan transmitir.

Además, debemos generar equipos diversos, en cuanto al género, para que haya paridad, integrando además personas de distintas generaciones y procedencias, para el enriquecimiento de nuestra intervención.


FSC y el Grupo Lagunduz seguirán uniendo fuerzas en La Mancomunidad de Municipios de Las Encartaciones prestando el servicio de SAD

La mancomunidad ha aprobado, en sesión extraordinaria de la Junta General, la adjudicación del Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD) a la UTE SAD Encartaciones 2, conformada por la Fundación Salud y Comunidad (FSC) y Lagunduz 2, para prestar el Servicio de Ayuda Domiciliaria en los 10 municipios que la conforman: Artzentales, Balmaseda, Galdames, Gordexola, Güeñes, Karrantza, Lanestosa, Sopuerta, Turtzioz y Zalla, durante 4 años más.

FSC presta este servicio desde el año 2015 en UTE con Lagunduz 2, destinado a la atención continua de personas mayores con necesidades a nivel de autonomía personal, residentes en la Mancomunidad de Municipios de Las Encartaciones en Bizkaia.  Se trata de un programa individualizado de carácter preventivo, de atención continuada y/o rehabilitador.

Con la agrupación de estos municipios en esta mancomunidad, se ha logrado aunar esfuerzos y recursos, para la consecución de objetivos comunes, como el desarrollo y vertebración territorial, a través de valores compartidos de solidaridad y transparencia.

Por su parte, el SAD, tal y como contempla la Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las Personas, es el servicio más importante por su gran impacto comunitario dentro de la tipología de recursos gestionados por las instituciones locales y, en este caso, por la Mancomunidad de Encartaciones.

Las actuaciones incluidas en el mismo contemplan: servicios relacionados con los cuidados personales (aseo e higiene personal, ayudas en cuanto a la movilidad, apoyo en actividades básicas como la alimentación o en la administración de fármacos), atención doméstica (preparación de alimentos, vestido, compras, limpieza o mantenimiento de la vivienda) y actuaciones complementarias (acompañamientos a gestiones bancarias, administrativas y de salud); así como apoyo socioeducativo; entrenamiento en habilidades domésticas, etc.

El objetivo general del SAD de Encartaciones es intentar obtener el mayor nivel de calidad de vida de los usuarios/as, intentando incrementar la autonomía personal en el propio medio habitual de vida, de manera que se puedan valer por sí mismos/as en el máximo de actividades de la vida diaria; que se pueda retrasar, a pesar de las diferentes patologías que presenten, la evolución de sus dependencias y, por último, que se pueda mantener y/o mejorar su autoestima personal, así como la interacción familiar y social adecuadas.

Para llevar a cabo estas actuaciones, nuestra entidad cuenta con 34 auxiliares domiciliarias que disponen del certificado de profesionalidad de atención sociosanitaria a personas en el domicilio, así como con las figuras de una trabajadora social (coordinadora del servicio) y de una responsable de administración, bajo la dirección de un Comité de Gerencia.

En cuanto al perfil de usuarios/as del SAD responde a los siguientes requisitos: personas mayores de 60 años con dificultades en su autonomía personal; personas con discapacidad o minusvalía con dificultades en su autonomía personal y, en general, tener reconocida la condición de persona dependiente o encontrarse en situación o riesgo de dependencia.

El servicio ha atendido en el año 2018 a 113 mayores, prestándose en alrededor del 50% de los servicios entre 4 y 6 horas semanales y en horario de mañana. Otro dato de interés se refiere al perfil de usuarios/as: el 79 % son mujeres, con una edad de entre 81-85 años en el 27 % de casos, siendo un 61% de ellas viudas.

Además, un 52% de los usuarios/as del servicio presenta el Grado I de dependencia (moderada); el 16% el Grado II (dependencia severa) y el 4% Grado III (gran dependencia). El resto no tiene reconocido grado alguno, si bien estos usuarios/as se atienden, principalmente para prevenir y/o retrasar el empeoramiento en su estado de salud.

Por otra parte, incidir en el sistema de organización y coordinación de este servicio que ha permitido ofrecer respuesta a los objetivos previstos. Para ello, ha sido fundamental el trabajo coordinado entre todas las y los profesionales y entidades que participan en el SAD de Encartaciones y, en especial, entre los servicios sociales y nuestra entidad.

Para ello, se ha organizado/organiza y desarrollado/desarrolla con cada usuario/a y su familia un proceso de atención e intervención individualizada, desde una visión global del usuario/a y su entorno, así como de su problemática, demandas y posibilidades. Con ello, se genera un proceso encaminado a favorecer la adquisición o recuperación del mayor grado posible de autonomía personal y social, asegurando su mantenimiento en el entorno comunitario.

Estos espacios de coordinación, y en especial los mantenidos con los servicios sociales municipales de Encartaciones, han sido otro de los factores que han hecho posible el éxito de la intervención realizada en este servicio, y su renovación, dado que se partía de la premisa de que, para un correcto funcionamiento del servicio, debía existir una buena coordinación, tanto interna del propio servicio, como externa.

No obstante, no hay que obviar las dificultades que presenta la necesidad de asistencia a personas mayores en el ámbito rural, como es este caso, dado que, en líneas generales, la población de esta mancomunidad abarca mucho territorio y está bastante dispersa y alejada de los centros urbanos.

Debido a esta dispersión de la población, se deben aunar muchos esfuerzos para poder contar con auxiliares domiciliarias con vehículo propio, además de que la mayoría de las tareas de atención personal se concentran en las primeras horas del día, con las dificultades que ello presenta para las profesionales al tener que desplazarse a varios lugares, atendiendo diariamente una media de 4 o 5 domicilios. Por esta razón, un 20% de auxiliares domiciliarias presenta contrato a tiempo parcial, mientras que un 80% lo tiene a jornada completa.

Otro elemento de la complejidad de la tarea de su trabajo está relacionado con el perfil de usuario/a atendido: algunos/as viven solos/as y no tienen lazos familiares, presentando cierta dependencia hacia la auxiliar como persona de máxima confianza. Otros/as presentan alto deterioro físico y psíquico, pero quieren seguir siendo atendidos en sus casas, al igual que lo reclaman sus familiares, con las dificultades que ello comporta en esta tipología de servicio.

Por último, cabe señalar que algunos domicilios no cuentan con grúas o camas articuladas, presentando las personas encamadas dificultades para ser movilizadas, si bien en algunos casos, de acuerdo con ciertos requisitos que han de cumplir, se les ofrece ayuda económica desde la UTE para que dispongan de estos medios técnicos.

No obstante, y en este sentido, desde nuestra entidad se implementan protocolos de actuación, procedimientos e instrucciones técnicas, claves para la organización diaria de las actividades, así como para el control y supervisión del servicio, de modo que se puedan proporcionar respuestas adaptadas a las necesidades que surgen en el día a día en cada usuario/a.

Cabe destacar además que el nivel de satisfacción con el servicio es de 4,57 sobre 5, disponiendo el recurso de la certificación ISO 9001:2015 en Servicio de Ayuda a Domicilio. Por todo ello, felicitar a nuestras compañeras y compañeros por la renovación del mismo y a todas las personas que han hecho posible su continuidad ofreciendo durante este tiempo calidad y calidez.


La pasión por el ajedrez llega al Centro de Atención Especializada a Menores “Valle de Cayón” organizando un primer torneo intercentros

El pasado 1 de mayo decidimos aprovechar la festividad para disfrutar del juego del ajedrez organizando un torneo en el que participaron varios menores de este servicio, junto a otros menores de la Fundación CUIN. El centro de acogimiento especializado de menores “Valle de Cayón” es un servicio de la Dirección General de Servicios Sociales del Gobierno de Cantabria, gestionado y dirigido por la Fundación Salud y Comunidad (FSC), en consorcio con la Asociación Lagunduz.

 La idea de organizar este torneo nace de la gran acogida que ha tenido el taller de ajedrez por buena parte de los y las menores. Esta actividad se puso en marcha en marzo de este año y ha calado muy hondo en ellos/as, ya que muchos aprovechan incluso sus ratos de ocio para jugar unas partidas.

El torneo se realizó entre 10:00 y las 13:30 horas en una de las salas anexas de la biblioteca de la localidad de Sarón, que nos cedió el ayuntamiento, al que agradecemos este amable gesto, desarrollándose en un ambiente muy agradable en el que vimos competir de forma rigurosa, como si de un torneo profesional se tratase, a un total de 13 jugadores.

A mitad del mismo, nos tomamos un buen descanso para reponer fuerzas, tomar un aperitivo, escuchar música y charlar con los nuevos amigos/as de la Fundación CUIN, a los cuales desde este espacio queremos agradecer nuevamente su apoyo en este ilusionante proyecto.

Tras el descanso, continuaron las partidas, en las que ya se podía respirar la tensión y los nervios que se producen cuando se está compitiendo para conseguir unos trofeos que recibieron poco después los primeros clasificados, tras 5 partidas de dura lucha en el tablero.

Una vez finalizado el torneo, se procedió a la entrega de premios, recibiendo todos los menores un obsequio (entre otros, trofeos, medallas, libros y camisetas). Fue un momento muy especial, ya que todos los participantes tuvieron su “momento de gloria” recibiendo su regalo y, por supuesto, el aplauso de todas las personas asistentes.

La ilusión que reflejaban todos los participantes en sus rostros cumple con creces el gran objetivo de este proyecto que es el de la integración social y el fomento de valores, a través del deporte y de la competición. Según se incide además desde el servicio, el ajedrez ha resultado ser una excelente herramienta de trabajo para lograr esta integración e interacción social de los menores, a partir de esta experiencia.

Además, esta práctica supone una herramienta muy útil para trabajar el fomento de valores, tales como el respeto al adversario/a, aprender a ganar y a perder, el compañerismo, la amistad, etc. Sin olvidar, de acuerdo con diferentes estudios científicos, los numerosos beneficios intelectuales que proporciona, entre los que destacan el aumento del cociente intelectual, el desarrollo de la creatividad, el incremento de la memoria, la mejora de la capacidad de resolver problemas o de planificación y anticipación de situaciones.

Por todo ello, esperamos que este torneo haya sido únicamente la semilla de un proyecto apasionante por los innumerables beneficios que aporta la práctica del ajedrez en los y las menores y, sin duda, el primero de muchos otros torneos a disfrutar con igual o mayor ímpetu e ilusión.


Malabares y acrobacias, protagonistas del 7º aniversario de la Residencia "Roger de Llúria" gestionada por FSC

Los usuarios/as de este servicio, de titularidad pública, gestionado y dirigido por la Fundación Salud y Comunidad (FSC) en Reus (Tarragona), han recibido una visita muy especial: la del “Reus Circ Social” que, con su espectáculo, cercanía y gran compromiso comunitario, amenizó la celebración en las instalaciones exteriores del centro, haciendo felices durante una bonita tarde a las personas mayores con este homenaje al circo llevado a la residencia.

Con motivo de la celebración de este aniversario, un grupo de jóvenes pertenecientes al “Reus Circ Social”, acompañados por un gran maestro de ceremonias que intervino como presentador, sorprendió durante casi una hora a los mayores, con una entretenida actuación acrobática combinada con técnicas malabares que aún recuerdan con emoción.

Los objetivos propuestos con la realización de esta actividad fueron la mejora de la atención en los usuarios/as y su normalización e integración, en cuanto a la oportunidad de poder realizar actividades en comunidad. Además, en este tipo de actividades se le da especial relevancia al fomento de habilidades sociales y a la estimulación visual y auditiva, objetivos todos ellos logrados.

https://www.youtube.com/watch?v=6BWbbZEK2ik

La experiencia fue muy gratificante para los usuarios/as del servicio, que quedaron maravillados/as de cómo los jóvenes realizaban piruetas y ejercicios de equilibrio, acompañados de un fondo musical, convirtiéndose además esta actividad en un verdadero encuentro de intercambio intergeneracional entre jóvenes y mayores.

Al finalizar la actuación, en la que no faltó el diábolo que despertó gran curiosidad, todos los mayores que habían asistido al espectáculo, aplaudieron a los jóvenes durante un buen rato y, en agradecimiento, les entregaron una manualidad hecha por ellos/as que los integrantes de Reus Circ Social recibieron con sorpresa y alegría.

El Reus Circ Social es un proyecto nacido dentro de la agrupación scout “Jonathan Danields” de Reus, que utiliza con buenos resultados el circo como instrumento educativo, de inclusión y para la transformación social.

Para ello, se sirve de técnicas de acrobacia, aéreas, de equilibrio y expresión, a través del trabajo en equipo, fomentando además la importancia del cuidado por el propio cuerpo y el de los compañeros/as, siempre desde el respeto hacia los procesos de aprendizaje de cada persona.

Desde la Fundación Salud y Comunidad queremos agradecer a los integrantes de este espectáculo su profesionalidad y cariño en cada uno de los malabares y acrobacias realizadas para que las personas mayores de la Residencia “Roger de Llúria” pasaran una tarde muy diferente de espectáculo circense.


El Proyecto Malva de FSC organiza en Madrid el quinto encuentro profesional sobre drogas y perspectiva de género

La sede de la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas (PNSD) acogerá el próximo 6 de junio esta jornada, organizada por el Proyecto Malva de la Fundación Salud y Comunidad (FSC), programa para la incorporación de la perspectiva de género en el ámbito de las drogodependencias. El encuentro, bajo el título “Los cuidados en el centro: género, drogas y reducción de daños”, cuenta con el apoyo del PNSD e invita a profundizar en el necesario cambio de paradigma que implica la incorporación de la perspectiva de género en las estrategias de reducción de daños.

Esta nueva edición de la jornada anual profesional, abordará las estrategias de reducción de daños en el consumo de drogas desde una perspectiva de género. Por ello, se ha querido destacar en el título del encuentro el concepto de “cuidados” desde una mirada feminista que nos acerca a un modelo de relaciones interpersonales, basadas en el apoyo mutuo para atender a las necesidades físicas, psicológicas y emocionales de las personas.

Los objetivos de esta jornada que tendrá lugar en horario de mañana, de 09:00 a 14:00 horas, son continuar la reflexión en torno a la incorporación de la perspectiva de género en el trabajo con drogas en el ámbito profesional, compartir buenas prácticas y, sobre todo, seguir potenciando el proceso de trabajo en red y puesta en común entre profesionales de los diferentes proyectos y servicios del ámbito.

El encuentro será inaugurado por Azucena Martí Palacios, delegada del Plan Nacional sobre Drogas del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social; así como por Ruth Olmos Espinosa, jefa del Departamento de Asistencia de la Subdirección General de Adicciones de Madrid Salud y por Marta Álvarez Freijo, directora del Área de Adicciones, Género y Familia de la Fundación Salud y Comunidad.

Cabe señalar que la conferencia inaugural, titulada “El 20%, el género ignorado en las estrategias de reducción de daños”, correrá a cargo de Mercè Meroño Salvador, psicóloga especialista en salud pública y perspectiva de género y coordinadora de programas y estudios de la Fundación Àmbit Prevenció que nos ofrecerá una revisión de las distintas estrategias del ámbito. Esta conferencia será moderada por Otger Amatller Gutiérrez, coordinador de Prevención de FSC.

A destacar también la mesa redonda titulada “Incorporando la perspectiva de género en la reducción de daños”, moderada por Ivet Oriols Vadell, coordinadora del Proyecto Malva de nuestra entidad, en la que intervendrán, entre otros profesionales, nuestra compañera Belén Sánchez Garcés, directora del Centro de Intervención de Baja Exigencia (CIBE) de Castellón, gestionado y dirigido por FSC.

Finalmente, tendrá lugar la presentación de la campaña “Abordemos las drogas con gafas violeta” del Proyecto Malva. Esta campaña ha sido impulsada desde este programa, contando para ello con el apoyo del PNSD, a través de un vídeo divulgativo dirigido a profesionales que aporta claves para la incorporación la perspectiva de género en el ámbito de drogas. Por otra parte, se ha elaborado una infografía resumen con las ideas clave del vídeo, para que los y las profesionales puedan utilizarla como herramienta de trabajo en su desempeño profesional.

Cabe señalar que la entrada a la jornada es gratuita, si bien las plazas son limitadas. Para asistir es necesaria la inscripción previa, a través de este enlace:
https://docs.google.com/forms/d/e/1FAIpQLSfhRIHX9CfnknGyzwmyXucD72LapRu8BKbJmM9fsDIjKRxXKA/viewform


El IASS pone en marcha un protocolo-guía para garantizar la escucha y participación de niños, niñas y adolescentes

El Gobierno de Aragón, a través del Servicio de Atención a la Infancia y Adolescencia del Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS), ha realizado un protocolo-guía para garantizar la escucha y participación de niños, niñas y adolescentes para su aplicación prioritaria en la comunidad. Su finalidad es que la opinión de los y las menores sea tenida en cuenta en todos los asuntos que les afectan, en los procedimientos técnicos del Sistema de Atención a la Infancia y Adolescencia en Aragón.

En la elaboración de este protocolo, ha participado un grupo matriz integrado por 13 personas de diferentes instituciones y en el Grupo de Validación, entre otros profesionales del ámbito de menores, nuestro compañero Daniel Urbina, director del Centro de Acogida de Menores (CAM) de Ateca, en Zaragoza, dirigido y gestionado por la Fundación Salud y Comunidad (FSC).

A través de este documento, que ya ha sido presentado públicamente al ámbito profesional, se pretende garantizar el derecho de los y las menores a ser escuchados/as y a participar activamente, a lo largo de su proceso de protección y lograr que su escucha y participación sean un objetivo común en todas las entidades y profesionales que intervienen en el sistema de atención público. Cabe señalar, en este sentido, que el protocolo ya ha sido adaptado e incluido desde hace algunos meses en el funcionamiento del CAM de Ateca, destacándose los buenos resultados alcanzados hasta el momento, según afirma Daniel Urbina.

El protocolo contempla los siguientes contenidos y aspectos: una introducción; definiciones de escucha y participación; ámbito de aplicación; objetivos; la escucha y participación en el proceso de protección (cuándo y cómo), así como bibliografía relacionada y anexos. De especial interés es, además, el prólogo del documento, escrito por Joaquín Santos, director Gerente del IASS, en el que señala que, en estos años de trabajo, se han realizado significativos avances desde la administración, en la línea de la propuesta que ofrece este documento.

Entre estos avances, destaca la intención de facilitar el establecimiento de dinámicas profesionales de colaboración y coordinación desde los servicios públicos, dado que son potenciadores de la iniciativa personal y de la incorporación de nuevos elementos culturales, en este caso, en la escucha de los y las menores en sus procesos de intervención.

En este sentido, señala que ello es de vital importancia, ya que los niños y las niñas, principales destinatarios de las diferentes actuaciones, no deben ser considerados como sujetos pasivos. De acuerdo con sus propias palabras, pueden no tener la mayoría de edad y estar sometidos al criterio de los adultos a su cargo, pero esto no quiere decir que no sean sujetos de derechos ni capacidad personal para exponer sus necesidades y la perspectiva, desde la que comienzan a ver su propia vida.

Por otra parte, adentrándonos en el documento, señalar, en cuanto a la escucha y participación en el proceso de protección, que, según se detalla, al comienzo de la intervención (en el momento en que se considere más adecuado) se informará a los y las menores de sus derechos y especialmente, de la posibilidad de participar dando su opinión, y que ésta será en cuenta. Además, si tras la valoración profesional se decide algo diferente, se les justificará la decisión tomada.

En todos estos casos, se dará la opción a los y las menores de plasmar su opinión directamente por escrito, o a través de un representante o profesional especializado. Se valorará por el equipo la misma, teniendo en cuenta dicha opinión, siempre que redunde en el interés superior del/de la menor.

Igualmente, tras informarle de sus derechos y comprobar que los ha entendido, se tendrá en cuenta su apreciación acerca de la gravedad y urgencia de la desprotección. Para ello, será necesario recoger su opinión sobre la situación familiar y necesidades propias, su valoración de las posibles causas y necesidades, así como propuestas de resolución.

Por otra parte, se adaptará el modo de recoger esta participación a su edad, capacidades cognitivas, aptitud y actitud, así como al nivel de comunicación, en el caso de que sean extranjeros/as o tengan diversidad funcional. Tras la valoración inicial junto a los y las menores, se planificará la intervención prevista, recogiendo sus propuestas, sugerencias y posibles quejas.

Además, de acuerdo con el protocolo, durante el tiempo de acogimiento, participarán en el modelo de comunicación y tipo de relación con los diferentes profesionales, así como en el rediseño y funcionamiento de los recursos, y propondrán mejoras y nuevos servicios, adaptados a las necesidades.

Cabe señalar también, en cuanto al cómo del proceso de escucha y participación, la necesidad de crear las condiciones que garanticen la confidencialidad, realizando la comunicación con los y las menores en un lugar en el que se sientan seguros/as, evitando elementos distractores e interrupciones; siempre que sea posible. La entrevista además se debe establecer sin la presencia de padres o adultos que puedan tener algún conflicto de intereses, además de favorecer que se haga todo el proceso en el idioma de los y las menores.

Por otra parte, se deben evitar presiones de cualquier tipo que puedan ejercer su derecho con libertad y crear un entorno amigable, al igual que registrar cuidadosamente y de manera fiable la opinión de los y las menores, evitando preguntas o actitudes sugestivas; reducir al mínimo el número de profesionales con los que tiene que relacionarse, etc.

Otro dato de interés es la ficha de recogida de información que aporta este protocolo. Tal y como se señala en el mismo, de forma genérica en todos los informes que emitan los equipos técnicos, deberá constar la opinión de los y las menores, así como una fundamentación sobre el grado de coincidencia con la decisión que se adopte o con la propuesta que se realiza, de acuerdo con esta ficha de recogida de opinión, ofrecida en un anexo.

También se aporta un decálogo de participación y escucha para niños, niñas y adolescentes, en consonancia con las recomendaciones de la Convención sobre los Derechos del Niño de las Naciones Unidas, que pueda servir como instrumento de trabajo a los y las profesionales del ámbito.

Desde la Fundación Salud y Comunidad valoramos positivamente este protocolo de escucha como guía eficaz que da valor a la participación de los y las menores, y, especialmente, la colaboración de nuestro compañero Daniel Urbina en el Grupo de Validación, a través de sus preciadas aportaciones.


"El hecho de venir a trabajar a diario feliz y sin que me cueste esfuerzo, es la mejor sensación que se puede tener trabajando con mayores"

Isabel Ortega es la responsable del Área Psicosocial de la Residencia y Centro de Día “Las Fuentes” de Zaragoza, de titularidad del IASS, que dirige y gestiona la Fundación Salud y Comunidad (FSC). Cuenta con el Grado de Trabajo Social y con un Máster en Gerontología Social. Año tras año, ha ido ampliando conocimientos de especialización en tercera edad y en otros ámbitos, con el ánimo de hacer cada día mejor su trabajo. En esta entrevista, que coincide con la celebración del 22 aniversario del centro, hemos querido conocer un poco más a esta profesional que sus compañeros/as describen como muy vital y comprometida en su labor diaria.

- ¿Qué te llevó a dedicarte a la profesión de trabajadora social?, ¿la elegiste o te eligió ella a ti?

Rotundamente, “me eligió ella a mí”. Desde bien pequeña, e incluso en la adolescencia, quería ser veterinaria, dada mi gran pasión por los animales. Cuando terminé Bachillerato, un “avisador interno” hizo que ojease aquellas carreras “más de letras o sociales”, si bien yo estaba cursando Bachillerato de Ciencias de la Salud y… aquí estamos.

- ¿Cómo fueron tus inicios en la Fundación Salud y Comunidad y en el servicio en concreto?, ¿por qué el ámbito de los mayores y no otro?

Recuerdo que estaba trabajando en una residencia privada en la que ya llevaba cerca de dos años y me enteré de que en la Residencia y Centro de Día “Las Fuentes”, estaban buscando a una persona para el puesto de trabajadora social. Carolina, antigua psicóloga del centro, me entrevistó y, por lo visto, le debí gustar…

Empecé a trabajar en octubre de 2008 y años más tarde, me hice cargo de la coordinación del Área Psicosocial. Parece que fue ayer, pero ya llevo en esta “segunda casa” casi 11 años.

- 11 años que parece que han pasado rápido. ¿Qué tipo de tareas desempeñas en el centro y con cuáles disfrutas más?

De todas las funciones que realizo que son muy variadas (acogida, planificación, orientación de recursos, intervención, coordinación…), me gusta mucho implicarme en la acogida de nuevos usuarios/as y sus familias. A todos nos cuesta dar un primer paso que implique un cambio de sentido y, si a ello le sumamos las “fantasías y miedos” con los que cargamos, me parece especialmente importante esta primera toma de contacto.

Me encanta conocer a las personas a través de su historia de vida, y me gusta transmitir total confianza al usuario/a y a la familia, dado que, a partir de ese instante en el que entran al despacho, esas paredes, esos pasillos, esas salas, todos los que trabajamos… vamos a formar parte de su día a día.

También reconozco, aunque suene algo atípico, que disfruto con las actividades “más administrativas” y/o de coordinación. Quizá en eso tiene que ver “mi lado perfeccionista”, pero me encanta ver que todo encaja, que sale bien. En todo ello juega un gran papel el gran equipo de compañeros/as que tengo. Trabajar con ellos/as es muy gratificante, tanto a nivel personal como laboral.

- ¿Qué momento o momentos recuerdas como el mejor o mejores en el trabajo que desempeñas en este servicio?

La verdad es que existen momentos más reconfortantes que otros (sobre todo, a nivel emocional con usuarios/as y familias) pero sí soy sincera, el hecho de venir a trabajar a diario feliz y sin que me cueste esfuerzo, es la mejor sensación que se puede tener trabajando con personas mayores.

- ¿Y qué momento o momentos dirías que son los más delicados?

Cuando interfieren sentimientos y emociones, si bien de esos momentos más delicados he aprendido lecciones de vida que siempre llevaré conmigo.

- ¿Qué actividades novedosas habéis introducido durante los últimos años en el Área Psicosocial?

Cuando hablo del área se me pone una sonrisa que hay que ver, porque desde siempre, en este servicio, hemos formado un equipo con aire fresco, con propuestas y dinamismo. Desde hace ya muchos años, comenzamos con actividades de musicoterapia, con perros, de carácter intergeneracional.

Desde hace dos años, llevamos a cabo actividades de reciclaje implicando a usuarios/as y familias del centro de día. Nos encanta que los familiares participen en nuestras ya famosas barbacoas. En general, nos gusta innovar con acciones y actuaciones originales (zumba, bollywood, humor…), en las que usuarios/as y familias se sientan activos, con vitalidad.

- ¿Es necesario un envejecimiento activo?, ¿por qué?

Sí, lo es. Con ello, se trata de optimizar todas las oportunidades de bienestar físico, social y mental con el principal objetivo de tener calidad de vida en la vejez. Como profesionales, debemos fomentar este envejeciemitno activo, así como transmitir y contagiar esas ganas de vivir, y reivindicar que ser mayor o tener una demencia, no es sinónimo de reclutamiento o de soledad. Podemos hacer tantas cosas como queramos, en función de los límites que nos marquemos. Justamente por ello, nos encanta organizar actividades novedosas.

- Además, recientemente habéis celebrado el 22 aniversario del servicio con una gran fiesta a la que asistieron diferentes representantes públicos y de nuestra entidad. ¿Qué destacarías de ello y qué logros crees que se han conseguido en este tiempo?

Sí, el 16 de mayo celebramos 22 años, y, ¡cómo no!, lo pasamos “pipa”. Fue un día de muchas actividades, disfraces y alegría.

Dicho esto, somos conscientes de que cada vez nuestros usuarios/as son más dependientes, pero por ello, debemos hacer más, y en ello estamos, para que nos regalen una sonrisa, un abrazo... En todo ello, la familia tiene un gran valor y sin ella, la calidez no estaría tan latente.

En los años que llevo trabajando, si algo he de destacar es el gran equipo de trabajo que conformamos, la gran capacidad de resiliencia y de adaptarnos a los cambios.

Además, las mejoras en la formación; el hecho de potenciar las destrezas emocionales y de echar mano a “nuestro botiquín de ideas”, es algo muy positivo que podemos aplicar en nuestro día a día.

- ¿Te gustaría aprovechar esta entrevista para hacer algún otro comentario?

Sí. Agradecer a todos mis compañeros/as, porque me siento muy afortunada de tenerlos, y sin cada uno/a de ellos/as no sería posible cada pequeño éxito, cada pequeña celebración y cada día a día.

También a mi GRAN MAESTRA, a Carmen Lorente, directora del servicio, porque, gracias a ella, he aprendido muchísimo a nivel laboral, personal y, sobre todo, a realizar el trabajo desde la sinceridad, transparencia y lealtad.


La sociedad civil como agente activo para articular la inclusión social

Recientemente se han celebrado en Albacete las III Jornadas de Servicios Sociales e Inclusión, en relación con el diseño de políticas de inclusión social, sostenibles y resilientes y nuevas realidades sociales y modelos de desarrollo, en las que nos ha representado nuestra compañera Sonia Fuertes, subdirectora del Área de Inclusión Social y Reducción de Daños en Drogodependencias de la Fundación Salud y Comunidad (FSC), con una destacada ponencia, de la cual reflejamos los aspectos fundamentales.

Durante su intervención en estas jornadas organizadas por la Federación de Municipios y Provincias Castilla La-Mancha, señalaba que la sociedad civil y, por consiguiente, el tercer sector social, desempeñan un papel fundamental en la articulación de la inclusión social como agentes activos. Además, al hilo de las nociones de sociedad civil, de agente y de inclusión a las que se refería detenidamente, explicaba algunos retos que se nos plantean como sociedad civil.

Estos retos, según sus propias palabras, guardan relación con lo que podríamos llamar una repolitización de la acción social y necesariamente, nos remiten a la incidencia pública y política, resultando necesario reivindicar una nueva manera de hacer política que vele por fortalecer la capacidad democrática de nuestras organizaciones y que se concrete en políticas que sitúen a la ciudadanía en el centro de sus propuestas.

“El tercer sector social puede y debe contribuir a impulsar políticas predistributivas y redistributivas que generen cambios reales y transformadores. La incidencia política, que forma parte de nuestra actividad de manera habitual, debe profesionalizarse y trabajar en diversos frentes: en el marco conceptual (reivindicando las políticas sociales como inversión y situándolas en la esfera de los derechos tan reconocidos como los que competen a la sanidad o la educación), en el marco del conocimiento y del diseño de propuestas concretas (mediante informes, definición de actuaciones, establecimiento de objetivos y hojas de ruta, asignación de recursos) y en la evaluación”, afirmaba Sonia Fuertes.

También, en palabras de la subdirectora del Área de Inclusión Social y Reducción de Daños en Drogodependencias de FSC, se hace “necesario blindar el gobierno de las organizaciones de acción social (y muy especialmente de las federaciones y organizaciones de tercer nivel) de tentaciones de cooptación partidista, garantizando su independencia y su alineación con la defensa de más y mejores políticas sociales”.

Tal y como señalaba, es indiscutible que el tercer sector social actúa y que estas actuaciones han ido ganando cada vez mayor incidencia y han conseguido impulsar cambios, si bien un debate del todo ineludible es la consideración del tercer sector como agente social. “Este es uno de los retos. Y aquí, conviene acción negociadora y también estrategia. La participación en espacios para el diálogo civil (y la propuesta de creación de los mismos en aquellos lugares donde no se hayan constituido) es clave, pero la propia redefinición de agente social”.

Por otra parte, un segundo reto que planteaba Sonia Fuertes es la relación del tercer sector social con los otros agentes sociales, buscando aquellos elementos de confluencia donde se puedan establecer alianza, dirimiendo las diferencias con generosidad y firmeza. Constituirse como un agente que articula, con flexibilidad. Algo que no siempre ha resultado fácil en el ámbito del tercer sector.

Y para finalizar, se refería ampliamente al concepto de inclusión social. “Los retos son numerosos y resulta difícil posiblemente listarlos todos, pero posiblemente podemos apuntar aquellos que tienen un mayor impacto. En primer lugar, combinar la reivindicación de la acción social local, próxima, con la búsqueda de un cambio de modelo de carácter global. En ese sentido, ser capaces de ofrecer una mirada que recoja la complejidad y permita analizar las distintas realidades con las que convivimos”.

Y “aterrizar estas propuestas y situarlas en lo concreto, estableciendo también prioridades. El énfasis en políticas redistributivas y predistributivas significa combatir aquellas situaciones que originan la desigualdad, con especial atención a la educación y otros mecanismos de promoción social. Pero también con medidas fiscales más justas”.

En este sentido, Sonia Fuertes se refería a la garantía de ingresos, ocupación y vivienda como temas urgentes.  “Nuestra opinión sobre la renta básica, la supuesta aceptación de la precariedad en algunos circuitos de inserción, las políticas de soporte a las familias (en plural también en cuanto a su composición), la limitación del precio del alquiler… Ser capaces de pensar distinto y también de innovar en nuestras prácticas, otro de los retos ya para concluir”.

Tal y como concluía en su intervención la subdirectora del Área de Inclusión Social y Reducción de Daños en Drogodependencias de FSC, por todos los motivos alegados, la sociedad civil debe ser considerada como agente activo en la articulación de la inclusión social y, como sociedad, fracasamos en la medida en la que no podamos ofrecer mecanismos que garanticen la igualdad de oportunidades para todas las personas.

Cabe destacar que las III Jornadas de Servicios Sociales e Inclusión reunieron a más de 250 expertos/as nacionales, regionales y locales del Sistema de Servicios Sociales que que, a lo largo de dos intensas jornadas, analizaron y debatieron sobre el presente y el futuro de las políticas de inclusión social, tanto en Europa, como en Castilla- La Mancha.