Las ópticas Specsavers de Calpe y Jávea donan más de una veintena de gafas a la Fundación Salud y Comunidad

Usuarios de la Fundación Salud y Comunidad se beneficiarán de veinticuatro gafas graduadas gracias a una donación realizada por los establecimientos de Specsavers Ópticas en Calpe y Jávea. La donación tiene como objetivo contribuir a la mejora de la visión de personas con escasos recursos.

El objetivo de esta acción benéfica es mejorar la visión y la calidad de vida de estas personas. Los usuarios de la Fundación pueden visitar las ópticas para realizarse un examen visual completo que determine su graduación que servirá además para prevenir y detectar si hay algún otro problema ocular.  Aquellos usuarios que lo necesiten podrán elegir el modelo de gafas que prefieran de la gama Specsavers, y una vez graduadas y ajustadas serán entregadas de forma gratuita a esta entidad sin ánimo de lucro.

La donación se ha hecho efectiva tras un acuerdo de colaboración entre las ópticas y los Centros de Acogida de Benissa y El Verger, en la provincia de Alicante. Para ello, se celebró una reunión en la óptica de Calpe este mes de diciembre, que contó con la presencia de los representantes de Specsavers Ópticas, Alba Argudo y Claus Weger, y de responsables de la Fundación Salud y Comunidad como Ainhoa Cano, directora de uno de los centros beneficiarios, Toni Gelida, director del Área de Atención a la Dependencia y de Menores, y Carmen Poveda, subdirectora de Área.

El director de Specsavers Ópticas en Calpe y Jávea, Mike Stone, se ha mostrado muy feliz por esta donación de veinticuatro gafas, doce de las cuales irán destinadas a los centros de la Fundación en la Marina Baixa y otras doce a los centros de la Marina Alta. “Estamos muy comprometidos con la causa y queremos apoyar a las personas más desfavorecidas de la zona. Nos alegra poder ayudar para que veinticuatro usuarios de esta fundación mejoren su visión y tengan la oportunidad de avanzar en su educación y estudios”.

Ainhoa Cano y Toni Gelida han declarado estar muy agradecidos “a Specsavers Ópticas por esta colaboración. El interés que han demostrado siempre para colaborar con la Fundación Salud y Comunidad muestra su alto compromiso con las personas que más lo necesitan y a las que atendemos”.


Construir una familia gracias al programa Reincorpora – Incorpora de “la Caixa”

No es nada fácil integrarse en la sociedad después de haber pasado 10 años en un centro penitenciario, y Sonia Clavijo, participante de la Fundación Salud y Comunidad (FSC) en el programa Reincorpora – Incorpora de “la Caixa”, bien lo sabe. Por suerte, gracias a Óscar, técnico de inserción laboral de nuestra entidad del programa Incorpora de ”la Caixa” que la acompañó en el proceso de búsqueda de empleo, hoy nos puede hablar con orgullo de la familia que ha construido y de cómo consiguió retomar las riendas de su vida.

En el piso que tiene alquilado en L’Hospitalet de Llobregat en Barcelona, Sonia vive con su hijo Martín, su padre y su amiga Carmen, así como con otros miembros de su familia: su marido, que va siempre que tiene un permiso, y sus dos hijas mayores, María y Saray, que también se dejan caer de vez en cuando. Cuando habla de sus hijos/as, a Sonia se le iluminan los ojos, pero confiesa que no ha sido nada fácil conseguir formar esta familia.

Hace tres años, en uno de los permisos que le concedieron en el Centro Penitenciario de Mujeres de Barcelona Wad-Ras, vio a su padre “muy menguado”. En aquella época, él vivía con su hijo mayor y su nuera, pero, como la pareja acababa de tener un bebé, no podían darle la atención que precisaba. En aquel momento, Sonia se dio cuenta de que su padre la necesitaba y comprendió que había llegado el momento de cambiar las cosas.

Desde entonces, Sonia ha hecho grandes esfuerzos, pero también ha recibido mucha ayuda. A veces no son más que pequeños detalles, como una vez que una amiga le regaló un smartphone. Otras veces, en cambio, la sociedad muestra su cara menos amable, algo que le sucedió sobre todo a la hora de buscar trabajo. En este proceso, Sonia recibió la ayuda de su inseparable Óscar, técnico del programa Reincorpora – Incorpora de “la Caixa” de la Fundación Salud y Comunidad.

Vinculado al proyecto Incorpora de” la Caixa” que, desde 2006, impulsa la integración sociolaboral de las personas a través de técnicos de inserción y empresas que colaboran con el programa, Óscar nunca tuvo un “no” como respuesta, e hizo todo lo que estuvo en su mano para que Sonia encontrara un trabajo. “Sin él no lo hubiera conseguido”, explica Sonia. Nuestro compañero de FSC no solo la ayudó a redactar el currículum y a buscar ofertas de trabajo, sino que también estuvo a su lado en los momentos más difíciles, dándole los ánimos que necesitaba.

Cabe señalar que este programa de inserción laboral está gestionado por FSC en colaboración con el Programa Incorpora “la Caixa” desde el año 2011. Se trata de un programa de intermediación laboral que ha logrado la integración laboral de 757 personas en situación de riesgo de exclusión o vulnerabilidad social, a través de la relación directa con el ámbito empresarial.

El programa está basado en el trabajo en red entre entidades sociales del territorio y el mercado laboral con el fin de promover la incorporación al mundo laboral de personas que se encuentran en una situación de dificultad para acceder a él: vinculadas al ámbito de la ejecución penal; mayores de 45 años; jóvenes; personas en situación de paro de larga duración; de origen extranjero; personas con problemáticas asociadas al consumo de drogas, etc.

Gracias a este programa, Sonia empezó a trabajar como limpiadora. Durante un tiempo llegó a ir hasta a cuatro edificios en un mismo día a trabajar, pero el ritmo era tan cansado que tuvo un accidente de moto por puro agotamiento. Fue entonces cuando su amiga, Carmen, le ofreció un trabajo para limpiar en un barco y, aunque no pagaban tan bien, Sonia tuvo la intuición de que eso le llenaría. Y no solo le gustó, sino que le cambió la vida.

Decidió sacarse los permisos para navegar en mar abierto, algo que no le resultó nada fácil. Una de las pruebas que tuvo que superar incluía saltar de un helicóptero al mar desde una altura de cuatro pisos. Ahora se siente orgullosa al recordar que fue la única en conseguirlo. Hoy su vida es su trabajo y la familia que ha construido con mucho esfuerzo, y algo de ayuda.

Cuando piensa en el futuro, Sonia se imagina con el título de contramaestre y navegando con barcos de recreo. Eso sí, cerca de la costa para no alejarse de sus hijos/as…

 


Fuente: Comunicación “la Caixa”

https://miradasconalma.org/noticias/construir-una-familia/


FSC impulsa un proyecto de ocio en la naturaleza con menores migrantes tutelados en el Centro de Acogida de Menores “El Verdader 2”

El proyecto “Camigrantes”: Itinerarios para la Integración, es una iniciativa que se desarrolla desde el presente año en la Residencia Proyecto Migratorio Verdader 2, servicio de atención residencial de la Generalitat Valenciana, situado en la provincia de Alicante, gestionado y dirigido por la Fundación Salud y Comunidad (FSC). Se trata de un centro en el que se atiende a niños/as y adolescentes del sistema de protección de la Comunidad Valenciana.

Los “camigrantes” se calzan las botas para salir a descubrir a pie algunos de los lugares y parajes más emblemáticos de la comarca de La Marina y la provincia de Alicante en un viaje de autoconocimiento y superación personal, con el que disfrutan de una actividad de ocio en grupo, en contacto directo con la naturaleza. De esta forma, a través de esta actividad de senderismo, conocen la historia de diferentes pueblos y culturas que habitaron la zona.

El proyecto responde a una doble necesidad: diseñar estrategias didácticas preventivas ante los riesgos psicológicos, cognitivos y conductuales a que están expuestos los menores; y educarlos en el aprovechamiento del tiempo libre como factor protector personal, fomentando el ocio como una actividad positiva y significativa, saludable y enriquecedora.

En este sentido, se propone una serie de objetivos generales: promover la salud física y mental de los menores del centro y su desarrollo adecuado; proteger su derecho a disfrutar de un “ocio valioso” organizado durante las vacaciones estivales; prevenir conductas antisociales y/o inadaptativas entre los menores del centro y conocer la sociedad de acogida y el entorno en el que residen. Para ello, este proyecto propone una metodología activa, voluntaria, integradora y participativa, así como otros objetivos específicos, derivados de los generales.

Los destinatarios de esta iniciativa son todos los menores que residen en este servicio. Se trata de 16 jóvenes entre 15 y 17 años de nacionalidad marroquí y argelina, y un menor de Guinea Conakry. Todos han entrado en nuestro país en patera y han sido declarados en “situación de desamparo” por las autoridades competentes, al encontrarse sin la protección de una persona adulta responsable en el momento de su identificación.

La participación del voluntariado de la Fundación Salud y Comunidad, alrededor de 10 personas, y la colaboración con otras instituciones, organizaciones, asociaciones y grupos juveniles vecinos, son ejes claves para conectar a los menores con la realidad social y cultural que les rodea. En este proyecto también es vital la participación de educadores del centro que deciden dedicar parte de su tiempo libre a disfrutar de un día en la montaña junto a los menores.

“El senderismo es una actividad compartida perfecta para conocer a otras personas y relacionarse al aire libre. El voluntariado local es el primer eslabón de la red de colaboraciones necesarias para la integración efectiva de los menores en la esfera local, por lo que aporta un valor muy importante”, señala el equipo educativo del centro.

El proyecto se compone de 9 actividades anuales, 3 actividades por cuatrimestre incluyendo 2 excursiones de 1 día, y una acampada de 2 días y una noche. Cada actividad incluye una ruta de senderismo y la visita a algún lugar destacado de interés cultural como ha sido el caso del Castillo de Guadalest, las Fuentes del Algar, el Museo MARQ o el Castillo de Santa Bárbara en Alicante; así como la diversidad de pueblos, poblados, ermitas, antiguos molinos, pinturas rupestres y otros restos arquitectónicos que van conociendo durante el recorrido.

Acompañar a los menores migrantes tutelados a conocer la historia compartida de nuestros pueblos y culturas abre una puerta hacia el entendimiento y la comprensión mutua, como demuestra esta buena práctica de intervención socioeducativa en contacto con la naturaleza.

“La participación en actividades compartidas con otros jóvenes del entorno es imprescindible para ofrecer a los menores la oportunidad de ampliar su red de contactos saludables y positivos. El senderismo es una actividad de equipo donde la colaboración de todos los participantes es imprescindible para el correcto desenlace de la travesía”, explica el equipo educativo del servicio.

La heterogeneidad de historias de vida y expectativas de los jóvenes y adolescentes que conviven en el centro se refleja en la dificultad para diseñar estrategias didácticas que permitan afrontar la variedad de necesidades que presentan, por lo que diseñar actividades adecuadas y que cuenten con una alta participación y motivación por parte de los menores siempre es un reto.

Sin embargo, en el caso de este proyecto, tal y como nos traslada el equipo educativo del centro, las actividades de senderismo programadas hasta el momento han sido acogidas con gran interés, mostrando excelentes resultados en el estado anímico y emocional de los menores y en la convivencia general en el centro, por lo que el balance de la actividad es muy positivo.


Contención emocional y manejo de crisis de agresividad de menores en centros residenciales

Recientemente, se ha realizado una formación centrada en esta temática en el Área de Atención a la Dependencia y Menores de la Fundación Salud y Comunidad (FSC), a la que han asistido 170 profesionales del ámbito de la infancia y juventud de la Comunidad Valenciana, desde directores/as de centros, coordinadores/as, psicólogos/as, así como educadores/as y técnicos de integración social, recibiendo este curso muy buena valoración por parte de las personas asistentes.

Dentro del acogimiento residencial, se producen numerosas situaciones de conflicto con niños/as y jóvenes. La convivencia en grupo y las adversas experiencias que han vivido casi todos ellos/as hace que las situaciones de enfado, ira, agresividad (activa o pasiva) o fuerte confrontación sean frecuentes (Del Valle, 2018).

Dotar de herramientas al personal educativo de centros residenciales, dirigidos y gestionados por FSC, para manejar situaciones con elevada carga emocional, es uno de los pilares fundamentales para alcanzar un buen clima educativo y laboral en los centros.

Por ello, este curso impartido por el psicólogo Sergio Castelló del Área de Atención a la Dependencia y Menores en Castellón, realizado en los servicios que gestiona FSC en Altea, Alfaz del Pí, Benissa, el Verger, Calpe, Polop, Relleu y Castellón, ha permitido abordar y profundizar sobre el proceso de aparición de la agresividad, sus teorías explicativas y los factores que lo modulan, permitiendo conocer herramientas y profundizar en los protocolos existentes para hacer frente a estas situaciones “explosivas”.

Un estudio actual realizado en los centros residenciales estatales de Fernández del Valle (2018), señala que el 40,7% de los menores de centros residenciales reciben tratamiento psicológico, y dentro de este porcentaje, el 28,3% es por un comportamiento disruptivo y el 25%, por conductas agresivas. En este sentido, desde FSC destacamos la importancia de las intervenciones psicoterapéuticas de estos menores desde un enfoque educativo, para con ello lograr un clima de no violencia en las relaciones interpersonales de la vida cotidiana.

En la formación, se puso de manifiesto la importancia de estar preparado desde el ámbito profesional para convertir los episodios de crisis de agresividad de los/as menores en oportunidades de cambio, superando los modelos más punitivos y apostando por modelos de intervención terapéutica. Por ello, resulta fundamental establecer relaciones honestas y de confianza con los/as menores basadas en el trabajo individual; lograr un ambiente estimulante y motivador; anticipar situaciones peligrosas o interacciones difíciles en el día a día, así como la supervisión educativa necesaria, a través de la labor profesional que permita objetivar el problema y diluir las emociones, derivadas de conductas problemáticas en los y las menores.

Además, dentro de esta formación, se destacó el papel del educador/a en las intervenciones “de cambio” de estos menores, ya que estas deben ir acompañadas de tiempo de calidad a pasar con el niño/a o joven (juego, salida, conversaciones, risas, que el menor se sienta protagonista), ya que la verdadera intervención ha de ser sistemática, dentro del marco relacional, creando un marco afectivo y de seguridad.

Otro aspecto que se trabajó en la presente formación fue el abordaje de la agresividad en relación con las diferencias culturales, prestándose especial atención en el enfoque que se dé en el trabajo de intervención educativa con estos menores, teniendo en cuenta que FSC gestiona diferentes centros de menores migrantes en la Comunidad Valenciana.

Por otra parte, de acuerdo con los resultados del cuestionario de evaluación diseñado para valorar el proceso y el contenido de esta formación que han cumplimentado al finalizar el curso los/las profesionales asistentes, destacar que el grado de satisfacción general del curso fue muy alto, de tal forma que el 99,3% de las personas asistentes a la formación “Contención emocional y manejo de crisis de agresividad de menores en centros residenciales” expresó, a través de muy buenas valoraciones cualitativas y cuantitativas, su satisfacción tras realizar un curso de estas características.

Por todo ello, no podemos más que felicitar al Área de Atención a la Dependencia y Menores por esta formación tan exitosa.


FSC presenta un estudio sobre derechos y (auto)organización de las mujeres de Dakar en las Jornadas “Senegal Más Cerca”

El pasado 14 de diciembre, la Fundación Salud y Comunidad (FSC) participó en las Jornadas “Senegal Más Cerca” (“Senegal Més a Prop”), organizadas por la Asociación de Residentes Senegaleses (ARS) y la Asociación de Mujeres Senegalesas (AMICAL) de Terrassa, en Barcelona, con la colaboración de la Concejalía de Solidaridad y Cooperación del ayuntamiento de esta localidad.

Durante el encuentro, nuestra compañera Laia Plaza, responsable de programas internacionales en FSC, presentó las conclusiones del estudio realizado por nuestra entidad con el apoyo de la Concejalía de Políticas de Género del Ayuntamiento de Terrassa, denominado “Resistencia de las mujeres de Pikine y Guédiawaye (Región de Dakar, Senegal)” en torno a la situación de derechos y de (auto)organización de las mujeres de estas comunidades”.

El estudio, que se ha llevado a cabo en colaboración con la organización JEUNEDEV, Jóvenes Unidos por la promoción de la Democracia, la Ciudadanía, el Liderazgo y el Género, se basa en un cuestionario facilitado a 200 personas (100 mujeres y 100 hombres) de los departamentos de Pikine y Guédiawaye (Dakar). El cuestionario se centra en el acceso a la educación y a la salud de las mujeres de estas comunidades; la identificación de diferentes tipos de violencias; la formación previa de las personas encuestadas sobre equidad de género; la existencia de colectivos locales que luchan por los derechos de las mujeres; y la participación de las mujeres en los espacios de decisión política de ambas comunidades.

Los resultados de este estudio ofrecen interesantes conclusiones acerca de la necesidad de emprender acciones de sensibilización sobre igualdad de género y derechos de las mujeres, tal y como sugirió la directora y co-fundadora de JEUNEDEV, Aminata Soumaré, durante las jornadas, tras valorar los resultados de la encuesta: “El bajo nivel de formación de la población, el bajo nivel de conocimiento de los tipos de violencias hacia las mujeres y el desconocimiento de los instrumentos jurídicos de represión de la violencia, demuestra la urgencia, la pertinencia, de llevar a cabo acciones de sensibilización y de defensa de los derechos humanos de las mujeres para la erradicación de la violencia…”.

Asimismo, Soumaré señaló el trabajo que se está desarrollando por parte del tejido asociativo local para empoderar a las mujeres de estas comunidades: “Las organizaciones de la sociedad civil (…) están luchando para erradicar este mal. Las mujeres están cada vez más capacitadas en emprendimiento, en empoderamiento económico (…), ya que no olvidemos que en muchos casos las mujeres se encuentran en una situación de pobreza extrema y de dependencia económica de sus agresores…”.

El Gobierno de Senegal ha firmado y ratificado todos los acuerdos internacionales en materia de igualdad de género, como es el caso de la Convención para la Eliminación de todas las formas de discriminación contra la Mujer, CEDAW (firmada en 1980 y ratificada en 1985), y ha realizado distintas leyes y planes estratégicos [1] en favor de los derechos de las mujeres que han supuesto importantes avances en este ámbito. Sin embargo, de acuerdo con lo señalado por el presidente de la Asociación de Senegaleses de Terrassa, Babacar Mbye, durante el encuentro, “a pesar de los avances legislativos, falta más sensibilización”.

En la Fundación Salud y Comunidad contamos con una larga experiencia en materia de sensibilización comunitaria y equidad de género, habiendo desarrollado distintos proyectos y programas sobre estas temáticas, también en el continente africano. En este sentido, esperamos seguir tejiendo redes y complicidades locales e internacionales por la equidad de género.

[1] Ver la Stratégie National pour l’Equité et l’Égalité de Genre 2016-2020.


Agradecimiento a la Fundación Salud y Comunidad por la labor realizada en la Residencia de Personas con Diversidad Funcional Relleu

Me llamo Lorena y vivo en la Residencia de Personas con Diversidad Funcional Relleu, servicio de la Generalitat Valenciana, gestionado y dirigido por la Fundación Salud y Comunidad (FSC), en la provincia de Alicante.

Desde hace tres años, acudo todos los miércoles a clases de pintura, allí -con gran ilusión- estoy aprendiendo a dibujar y a pintar, para mí resulta una actividad muy entretenida y divertida, en la que, día tras día, estoy aprendiendo mucho. A estas clases acudimos Paqui, Salva y yo, usuarios/as también del servicio, y se realizan en un local de Relleu que el ayuntamiento cede para esta actividad.  Las clases las imparte la profesora Mari Carmen, una persona alegre, divertida que nos trata de maravilla y que nos está enseñando a dibujar, pintar y mezclar los colores.

Hace unos meses, recibimos la visita de Toni Gelida, director del Área de Atención a la Dependencia y Menores de FSC, junto a otras personas que vinieron a conocer el centro. En esta visita, aproveché para enseñarles los cuadros que he hecho en el curso de pintura y, al parecer, les gustaron.

En ese momento, Toni me pidió que pintara un cuadro con el logo de la Fundación Salud y Comunidad y acepté de forma inmediata el reto, poniéndome enseguida manos a la obra. Primero, dibujé con un lápiz el cuadro y después, pasé a colorearlo, y tengo que decir que fue una actividad que me resultó muy amena de realizar.

Una vez finalizado el cuadro en las clases de pintura, me lo traje al centro, con gran ilusión por hacerle este regalo a la entidad, ya que con su labor nos ha ayudado a poder seguir en nuestra casa, y a no tenernos que ir de ella, después de muchas incertidumbres que pasamos.

Siguiendo con este relato, aprovechando la realización del curso “Acompañando para el día después” que tuvo lugar hace unos días en Altea (Alicante), Juan, monitor del servicio, llevó el cuadro a las jornadas y en una de las sesiones, Toni lo presentó a los participantes del curso, momento que vivimos con gran emoción las personas presentes, como refleja la imagen que acompaña a este texto.

En esa presentación, Toni propuso llevarlo a las oficinas centrales de la entidad en Barcelona. Y ahora, este cuadro se encuentra en un despacho de los directivos de la fundación…  Me hace muchísima  ilusión y alegría que esto haya ocurrido, y más aún, compartir con vosotros/as esta otra imagen del presidente de la Fundación Salud y Comunidad, Francisco González Sedeño, y del gerente de la entidad, Manel Alcaide, felices, junto a mi cuadro.

Sin duda, con este cuadro queremos que tengáis un bonito recuerdo de todos nosotros/as, aunque lo haya realizado yo, pero he de decir que es un regalo de parte de todo el servicio como muestra de agradecimiento por todo lo que habéis hecho en la Fundación Salud y Comunidad.

Muchas gracias por todo.
Lorena,
Usuaria de la Residencia de Personas con Diversidad Funcional Relleu, servicio gestionado y dirigido por FSC.


Entrevista a Cristina Baleyto, presidenta del Casal de “La Verneda” de San Martí en Barcelona

Siento una satisfacción muy grande por el voluntariado que he venido realizando en FSC, me ha dado grandes momentos de felicidad

Cristina Baleyto, de 68 años, ha sido voluntaria siempre, según nos cuenta, atendiendo a personas mayores terminales en la Residencia de “La Verneda” en Barcelona, servicio de la Generalitat de Cataluña, dirigido y gestionado por la Fundación Salud y Comunidad (FSC). Posteriormente, fue propuesta como presidenta del Casal de “La Verneda”, servicio de promoción social y comunitario para la ocupación del tiempo libre de las personas mayores, gestionado también por nuestra entidad, cargo que ejerce de forma voluntaria desde hace 26 años. En esta entrevista, hemos querido conocer un poco más la labor de esta mujer que dicen que tiene “mano de seda y de hierro con los mayores”.

Cristina, ¿qué destacarías de tus inicios como presidenta del Casal de “La Verneda” de San Martí?

Entre otras cosas, que fui la presidenta más joven de Cataluña hace ya 26 años, por lo que tuvimos que hacer una Junta Compensatoria para que el Casal tuviera estatutos, y yo pudiera dirigirlo junto con la asociación, y en pocos años, tras unas gestiones con las personas responsables de la Generalitat de Cataluña, empezamos a ofrecer algunas actividades sin cobrar a las personas mayores, como es el caso de la actividad de gimnasia.

Además de mi interés siempre puesto en el bien de las personas mayores, mirando siempre por ellas para que se sintieran a gusto e integradas, a través de las diferentes y variadas actividades que organizamos en el Casal y que pudieran contar conmigo ante cualquier cosa, que sintieran de cerca mi apoyo, aunque si me tengo que poner firme, me pongo.

Una actividad como presidenta del Casal que además ejerces como voluntaria.

Sí, reconozco que siento una satisfacción muy grande por el voluntariado que he venido realizando en FSC, me ha dado grandes momentos de felicidad en mi vida, además de sentirme en mi labor en general, muy respaldada por la entidad, por la confianza que se ha depositado desde siempre en mí. Me siento muy libre en mis responsabilidades por esta confianza y esto me hace sentir muy cómoda.

Un voluntariado con el que además ocupas tu tiempo y te ayuda a seguir manteniéndote activa.

Sí, y que además de distraerme, me divierte. Esto es muy importante, que nos lo pasemos todos bien. Además, siempre me ha gustado mucho el trato con las personas mayores. Hubo algo que me dijo hace mucho tiempo una persona mayor y que luego vi la razón que tenía, y es que tengo “mano de seda y de hierro con los mayores” porque si me tengo que poner seria con ellos/as me pongo, y les hablo entonces de usted, pero también creo que les demuestro el cariño que les tengo en pequeños detales, gestos cotidianos... Un comentario sobre mi personalidad que me han hecho después otras personas, pero siempre recordaré especialmente a esta persona mayor que me lo dijo.

Volviendo al Casal, ¿qué tipo de actividades organizáis desde la Junta del mismo?

Organizamos talleres de cara a nuestra participación en las fiestas mayores de Barcelona, en actividades que se organizan como “la Castañada”, elaborando las alfombras de flores con motivo de las fiestas del Corpus, o ahora, de cara las fiestas navideñas, participamos en la Cabalgata de los Reyes Magos, evento en el que la Fundación Salud y Comunidad ha colaborado desde años atrás, haciéndose cargo del coste de los trajes, por lo cual nos sentimos más que agradecidos/as.

También organizamos baile los domingos, las personas mayores de barrio vienen también a jugar a las cartas, al dominó, al billar… sobre todo hombres.

Además, recientemente, habéis organizado un encuentro de bolillos que ha sido todo un éxito.

Sí, hemos contado con más de 200 participantes. Ha sido una experiencia que hemos disfrutado muchísimo, preparando chocolate caliente con melindros para todas las personas que nos quisieron acompañar, ofreciendo también botellines de agua, etc. Todo ello lo ofreció la asociación.

Por otra parte, hubo una gran colaboración por parte de los voluntarios/as del barrio, amigos, familiares… que vinieron a ayudar a montar y sacar las mesas a la calle, y que ayudaron en todo, desarrollándose la jornada en un ambiente muy agradable y colaborativo.

Además, el casal es muy activo en muchas más actividades que organizáis…

Sí, como talleres de pintura de tela, patchwork, pinturas al óleo, ganchillo, acuarela, etc.

Desde luego que no os aburrís…

No y más actividades que tenemos previstas (ríe).

¿Sí?, ¿alguna novedad que estéis preparando para el próximo año?

Sí, pensando sobre todo en las mujeres. Ellas saben que, al igual que los hombres, que son los que más vienen, tienen su sitio también aquí en el Casal. Pero queremos que participen y se impliquen mucho más y hemos pensado en un campeonato de cartas a celebrar hacia principios o finales de verano que esperamos que tenga una gran participación de mujeres.

Pues ahora, ya que lo estamos haciendo más público, esperamos que se apunten muchas mujeres del barrio. Seguro que es otro éxito que conseguís para el Casal.

Esperemos que así sea y que “se metan en faena”, queremos contar también con ellas. Es más, necesitamos que estén. Desde luego que le estamos poniendo mucha ilusión y ganas para que se animen y vengan.


Mensaje de Navidad y Año Nuevo del presidente de la Fundación Salud y Comunidad, Francisco González Sedeño

Estimados amigos/as,

Un año más, esta es la época en que hacemos retrospectiva… es tiempo de reflexionar sobre todo lo que hemos logrado, tantos retos cumplidos y alegrías compartidas, y también, lo que nos queda por hacer en cada una de las oportunidades que nos esperan en el año venidero para seguir creciendo como entidad.

Por este motivo, como cada año, quiero enviar un cariñoso saludo a nuestros equipos de profesionales de los centros y servicios que dirigimos y gestionamos en FSC por vuestra entrega en el día a día. Que estéis a nuestro lado, y que con vuestro trabajo cada año que pasa logremos ser mejores, es una de mis mayores satisfacciones en un año que va llegando a su fin, y en el que quiero expresaros mi alegría por el trabajo bien realizado y por vuestro fiel compromiso, esperando que este vínculo siga creciendo a lo largo del próximo año.

Quiero hacer extensivas también estas palabras de cariño y agradecimiento a todas las personas y entidades que nos han apoyado en el desarrollo de nuestra actividad, deseando que paséis unas fiestas llenas de armonía y calidez: administraciones públicas, socios, proveedores, voluntariado, donantes… que nos han permitido dar continuidad y mayor sentido a las labores que desarrollamos en la Fundación Salud y Comunidad.

Esfuerzo y compromiso que, un año más, hace posible que pueda seguir mejorando la calidad de vida de tantas personas que se benefician de nuestros programas y servicios.

Francisco González Sedeño
Presidente de la Fundación Salud y Comunidad

Feliz Navidad, Bon Nadal, Eguberri On
Feliz Año Nuevo, Feliç Any Nou, Urte Berri On

 


Más de 50 profesionales de FSC se reúnen en Altea para debatir sobre la vida de los menores tutelados antes y después de emanciparse

Las I Jornadas de la Infancia y Adolescencia de la Fundación Salud y Comunidad (FSC), cuyo título fue “Acompañando para el día después”, han tenido lugar en Altea (Alicante). Durante el encuentro, al que asistieron directivos/as de nuestra entidad, así como de los centros de menores gestionados y dirigidos por el Área de Atención a la Dependencia y Menores de FSC, se trató de buscar soluciones a la problemática actual sobre el cumplimiento de los 18 años más un día de los y las menores tutelados en los centros, momento en el que cesa esta tutela y, por tanto, la protección de la Administración.

Cada vez son más los y las menores que, una vez ven alcanzada su mayoría de edad, carecen de un servicio adecuado para su emancipación, así como de estrategias formativas necesarias y de recursos económicos para su manutención. Ello es debido a que, con la mayoría de edad, a los 18 años, finaliza la tutela por parte de la Administración, lo cual acarrea muchas veces problemas de pobreza y falta de oportunidades.

Por ello, el objetivo de estas jornadas se ha querido centrar en tratar de dar una respuesta al “día después” de muchos menores mientras residen en los centros y servicios, ya sean nacionales o migrantes, en su paso a la vida adulta, a través del fomento de sus competencias básicas y sociales, con el fin de que puedan hacer frente a las dificultades que se les puedan presentar (vivienda, manutención, gestiones burocráticas en la obtención de trámites administrativos…).

Cabe señalar en este sentido que, en los últimos años, las administraciones están teniendo que dar respuesta a un problema nuevo: la llegada de migrantes menores de edad sin adultos que los acompañen, una problemática en la que nuestra entidad se está especializando cada vez más, a través de la gestión de centros de esta tipología en diferentes comunidades autónomas.

Volviendo a las jornadas, se buscó profundizar en un modelo de intervención psicoeducativa de 3ª generación que pretende dar respuestas a las dificultades sociales y educativas que presentan muchos menores que se incorporan a nuestros centros y servicios, jóvenes que traen consigo en muchas ocasiones un gran sufrimiento psíquico por las situaciones vividas anteriormente.

Además, este encuentro supuso una gran oportunidad para sentar las bases a nivel de área de una metodología común que permita capacitar a los equipos profesionales de los centros en el acompañamiento de los y las jóvenes y adolescentes, así como en sus procesos de autonomía y superación personal.
Del mismo modo, se dieron a conocer diferentes estrategias de fomento de la contratación laboral (incentivos para la contratación, “medida de exceptuación” …), así como una experiencia exitosa por sus buenos resultados a seguir explorando. Se trata de una iniciativa piloto en mediación de proximidad social, implementada en el servicio CAM Santa Pola, gestionado por nuestra entidad.

Este modelo pretende construir referentes entre los iguales, imágenes positivas en la que otros/as menores puedan mirarse e imitar, así como imágenes de superación y de fortaleza frente a las dificultades. Asimismo, fomentar la figura de agente de cambio social –denominada también crossworker- y medidas en esta misma línea. En definitiva, se trataría de empoderar a los y las jóvenes, de cara a los desafíos que les pueda presentar su futuro, dotándolos de recursos adaptados a sus diferentes necesidades.

En este sentido, desde FSC entendemos que las posibilidades de éxito en “su día después”, no se inician en la última etapa de su estancia en los centros, sino que su formación en competencias debería desarrollarse desde el mismo momento en el que ingresan en los mismos.
Por todo ello, podemos considerar que estas jornadas fueron altamente productivas y enriquecedoras para los equipos profesionales de los centros de menores gestionados y dirigidos por FSC a nivel estatal. Además de que marcan el inicio de otras muchas formaciones que, sin duda, van a permitir seguir mejorando sus competencias profesionales.

Finalmente, queremos agradecer la labor realizada por los y las profesionales que intervinieron durante el encuentro como formadores/as: Dani Urbina, Sergio Castelló, Rocío Ortuño, Pilar Hernández y Javier Piera, así como a Toni Gelida, director del Área de Atención a la Dependencia y Menores de FSC, por su presentación inicial como punto de partida al encuentro, denominada “Hacia un modelo común”.

Por otra parte, agradecer también la participación de 5 menores residentes en nuestros centros que expusieron sus vivencias durante estas jornadas.


El Observatorio Noctámbul@s de FSC participa en la conferencia internacional de ocio nocturno “Stadt Nach Acht 2019” en Berlín

Nuestro compañero Roger Ferrer, representante del Observatorio Noctámbul@s de la Fundación Salud y Comunidad (FSC) en la red-asociación NEWNET de entidades de reducción de riesgos de toda Europa, ha presentado recientemente una ponencia sobre Puntos Violeta en Cataluña, concretamente en el panel “Safer Spaces” (“Espacios más seguros”), en la conferencia que organiza anualmente NEWNET, en colaboración con la asociación Clubcommision Berlin, que hace de nodo entre los clubes de esta nocturna y festiva ciudad.

El programa de la conferencia se ha desarrollado durante 2 días de la “Nightlife conference” (“Conferencia sobre la vida nocturna”) más uno adicional, en sábado, abierto a todo el público en general. Los temas principales que se han abordado han variado desde el diseño y la cultura, la prevención y la reducción de daños, la seguridad y el desarrollo urbano, hasta la música y la economía de la noche.

El abordaje de las violencias sexuales ha ido aumentado año tras año en esta conferencia, influenciado por campañas como #MeToo, pero también por la labor de sensibilización que vienen realizando las entidades y organizaciones que intervienen en el mundo de la noche y la fiesta. En varios momentos de la conferencia, se señaló como uno de los grandes temas a trabajar en el presente y el futuro de este ámbito.

La mesa sobre “Espacios más seguros”, que abordó esta temática, ha sido impulsada por la red-asociación NEWNET, a través de su presidente Alexander Bücheli, contando para ello con las recomendaciones directas de Cristiana Vale, referente de NEWNET en violencias sexuales, uso de drogas y contextos festivos, que desarrolla su labor profesional en la asociación Kosmicare en Portugal.

En esta mesa, también intervino nuestro compañero Roger Ferrer, en representación del Observatorio Noctámbul@s de FSC, que centró su ponencia en las funciones y características básicas de la intervención con “Puntos Lilas”. Por su parte, Cristiana Vale adaptó y respetó el mismo término en la adaptación portuguesa (Ponto Lilás), que actualmente se está introduciendo en el ámbito internacional como Lilac Points, traducción literal de los “Puntos Lilas”.

Si bien está por ver la adaptación a nivel internacional que finalmente se hace en este sentido, ya que la mayoría de entidades que trabajan en la noche y la prevención, proceden del ámbito de las sustancias psicoactivas. Hay expectativas positivas al respecto, dadas las adaptaciones que se llevan haciendo desde hace décadas, en el caso de programas de prevención de todo tipo, como los de VIH y enfermedades de transmisión sexual, en contextos de consumo de sustancias, así como en el caso de los programas preventivos de chemsex y los proyectos de prevención en ámbitos de sexo positivo o fiestas queer.

De este modo, tal y como recalcó Roger Ferrer durante su presentación, “hay que mirar más hacia arriba cuando queremos interseccionar los ámbitos de intervención de reducción de daños y el ámbito de violencias sexuales, y ese encuadre general es el paraguas de las noches, libres y no violentas, con más placeres y menos riesgos”.

Por otra parte, nuestro compañero de FSC también incidió en la necesidad de que para las mujeres la noche y la sexualidad sea libre, más que segura. “Esta paradoja se produce cuando se suele pretender (desde una lógica muy masculina o patriarcal) mejorar la seguridad de los espacios de fiesta, pero esto no es más que un ideal poco realista. Por una parte, se hace difícil imaginar espacios 100% seguros y, por otra, hay que tener en cuenta que se viene reclamando la libertad sexual, siguiendo las aportaciones teóricas de los movimientos y entidades feministas”, afirmaba durante su intervención.

Finalmente, Roger Ferrer explicó brevemente algunas recomendaciones sobre la aplicación de los “Puntos Lilas”: “sobre la composición de la pareja educativa y sus funciones, las actitudes a tener en cuenta para trabajar con personas que hayan sufrido violencias sexuales, aspectos de coordinación y preparación de los servicios, de diseño de los stands, de cómo incorporar la perspectiva feminista en las fiestas a todos los niveles, o sobre la importancia de la formación intensiva y profunda y continuada de las personas que sensibilizan, atienden y acompañan”.