Los recuentos nocturnos, sin duda, suponen la mejor forma de acercarse a la cifra de personas que se ven abocadas a pernoctar en la calle. Una operación estadística muy valiosa que puede aportar muchos datos si bien, por su complejidad, todavía no ha sido asumida por el Instituto Nacional de Estadística, aunque resulta fundamental para comprender la magnitud de la exclusión residencial, más allá de los datos de ocupación de centros.

No obstante, para describir la experiencia de un recuento nocturno, resulta más interesante evocar al escritor y poeta Mario Benedetti que a grandes genios de las matemáticas, en su poema “Hagamos un trato”:

… hagamos un trato
yo quisiera contar
con usted
es tan lindo
saber que usted existe
uno se siente vivo
y cuando digo esto
quiero decir contar
aunque sea hasta dos
aunque sea hasta cinco
no ya para que acuda
presurosa en mi auxilio
sino para saber
a ciencia cierta
que usted sabe que puede
contar conmigo.

Desde esta mirada, en la Fundación Salud y Comunidad (FSC), concretamente en los centros dirigidos y gestionados en la Comunidad Valenciana, hemos asumido un fuerte compromiso en los últimos años participando activamente en la puesta en marcha, desarrollo y análisis de resultados de diversas iniciativas.

En Castellón, participamos como coautores/as y organizadores/as del I Estudio de Personas Sin Hogar en 2015, que combinaba la técnica de recuento nocturno y con la realización de encuestas cualitativas. De sus conclusiones destacamos algunas cuestiones operativas para el diseño de políticas sociales en la materia:

  • Empleo y vivienda, dos ejes fundamentales: no disponer de empleo y la imposibilidad de pagar una vivienda estaban entre las principales causas de la llegada al sinhogarismo.
  • Prevenir la exclusión residencial: la mayoría de las personas encuestadas residían en casa propia antes de estar sin hogar.
  • Necesidad de fórmulas para acceder a padrón, ya que su carencia es un factor de exclusión que no permite ejercer derechos de ciudadanía: el 44% de las personas sin hogar con más de un año de residencia en Castellón carecían de padrón.
  • La sanidad universal un derecho a reforzar: el 17% de personas encuestadas no tenía acceso al derecho a la salud, incrementándose su vulnerabilidad.
  • Abordar los delitos de odio y otras formas de violencia: el 55% de las personas encuestadas había sido víctima de insultos o amenazas; el 48% de robos; el 31% de estafa; el 12% había sufrido agresión física y el 5% agresión sexual en situación de calle.

El estudio finaliza con la propuesta del diseño de una Estrategia Autonómica Integral para Personas sin Hogar que facilite un marco adecuado para el diseño de estrategias locales, y contemple las medidas políticas, estructurales y sociales necesarias para llevarlo a cabo.

La investigación fue organizada por la Mesa Técnica de Personas Sin Hogar de Castellón, actualmente integrada por el Ayuntamiento de Castellón; la Conselleria  de Igualdad y Políticas Inclusivas; la Conselleria de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo; la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública; la Conselleria de Vivienda y Arquitectura Bioclimática; Acción Social Hijas de la Caridad de San Vicente de Paul, Cáritas Diocesana de Segorbe-Castellón, CASDA, Cruz Roja Española y la Fundación Salud y Comunidad.

Por otra parte, en el Centro de Acogida e Inserción para Personas Sin hogar de Alicante, participamos en la puesta en marcha y desarrollo del primer recuento que se realizó en la ciudad asumiendo un papel activo en la “Homelees Meet Up Alicante” en noviembre de 2017. Esperamos que, junto al Ayuntamiento de Alicante y la Red de Entidades para la Atención a Personas Sin Hogar de Alicante podamos volver a repetir la experiencia y recabar datos actualizados a lo largo de 2020.

Por último, dentro del territorio de la Comunidad Valenciana, en la ciudad de Valencia, las entidades sociales hemos hecho un llamamiento para reunir a alrededor de 400 voluntarios y voluntarias (cifra superada por la respuesta de la ciudadanía, ya que se han inscrito 807), con el objetivo de elaborar un censo de personas sin hogar.

La iniciativa, que tendrá lugar durante la noche del próximo jueves 24 de octubre en esta ciudad, pretende dimensionar esta problemática social y efectuar un diagnóstico de la situación, sobre el cual se podrán planificar las líneas estratégicas de acción de las entidades sociales y las administraciones públicas. Saber cuántas personas duermen en la calle en Valencia es el primer paso para ayudarlas.

Esta necesidad ha llevado a entidades y administraciones a sumar fuerzas para movilizar a la máxima ciudadanía posible. Se trata de una convocatoria conjunta en la que colaboran tanto el Ayuntamiento de Valencia como Accem, Cruz Roja Española, Médicos del Mundo, Casa Caridad, Cáritas, Asociación Natania, RAIS, Comité Ciudadano Antisida, Bokatas ONG, Sant Joan de Déu, Misión Evangélica Urbana y la Fundación Salud y Comunidad.

Este trabajo se hará bajo la estrategia conocida como “streets nights/ survey nights” o recuentos censales nocturnos, un método que consiste en realizar un recorrido por las calles, durante el cual se identifiquen a todas aquellas personas que se encuentran durmiendo a la intemperie. La acción debe realizarse por grupos, cada uno de ellos coordinado, como mínimo, por una persona con experiencia en el ámbito del acompañamiento a personas sin hogar.

Cabe señalar también que, como entidad participamos desde hace años en el recuento anual de la ciudad de Barcelona, organizado por la Red de Atención a Personas sin Hogar (XAPSLL) perteneciente al “Acord Ciutadà per una Barcelona Inclusiva”, promovido por el ayuntamiento de la ciudad.

Según datos del último recuento en Barcelona, 1.026 personas duermen en la calle (crecimiento del 56% desde 2008), sumadas a las 1.954 (crecimiento del 64% desde 2008). Estas cifras ponen de manifiesto la necesidad de contar con un marco regulador de acceso a la vivienda.

Esta es nuestra experiencia desde la Fundación Salud y Comunidad: no solo la cifra, sino el encuentro, no el número sino el nombre, no a la experiencia anecdótica sino el trabajo continuado, no la espuma mediática sino la información, no solo el análisis sino el proyecto y el compromiso por aportar soluciones, no el trabajo en solitario sino la integración en redes…


Pepe Sanmartín, director del Centro de Baja Exigencia (CIBE) de Valencia.
Belén Sánchez Garcés, directora del Centro de Baja Exigencia (CIBE) de Castellón.
Fidel Romero Salord, director del Centro de Acogida e Inserción para Personas Sin Hogar de Alicante.
Servicios dirigidos y gestionados por la Fundación Salud y Comunidad (FSC) en la Comunidad Valenciana.

 

Privacy Preference Center