Los intercambios sociales y lingüísticos tienen una marcada influencia en el desarrollo cognitivo, así como en la preservación del deterioro y/o recuperación de capacidades. Desde esta perspectiva, promover actividades en las que los intercambios comunicativos sean conocidos y casi ritualizados, aportan seguridad para su práctica y ejercen un papel muy importante como socializadores.

Teniendo en cuenta este hecho, el equipo del Área Psicosocial de la Residencia y Centro de Día “Els Arcs” de Figueras (Gerona), de titularidad pública, gestionada por la Fundación Salud y Comunidad (FSC), ha recreado el “hacemos como… que vamos al mercado” para simular que realizamos una actividad muy cotidiana como es ir a comprar. Para ello, utiliza reproducciones en plástico de frutas, verduras, pescado, bollería, pan, conservas, lácteos, así como material para realizar los pagos, como billetes y monedas.

Las personas mayores usuarias del servicio desarrollan la actividad desde diferentes posiciones: a las personas con capacidad cognitiva normal o con deterioro por edad, les permite practicar operaciones básicas como sumas y restas, recordar recetas y elegir los alimentos para cocinarlos, así como hablar sobre los productos, de dónde vienen, cómo se cultivan, y se conservan. También, la actividad permite estimar el precio, manejar dinero, sumar mentalmente, pagar y contar el cambio.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Los usuarios/as con mayor deterioro cognitivo realizan la actividad como algo real que les permite poner en práctica secuencias de intercambio, ya casi olvidadas. Así, se les nombrar los productos o se les pregunta qué son, pueden elegir qué quieren y se les ayuda a pagar. Según hemos podido observar, cuando acaba la actividad, tienen algo que explicar, como si esa ruptura en la cotidianidad las ayudara a sentirse bien, ya que es una tarea conocida, que hacen con satisfacción.

Nuestro pequeño mercado se realiza de lunes a miércoles en el jardín del centro y ha conseguido captar la atención de las personas más reticentes a bajar a la planta baja. Con ello, promovemos la deambulación y la necesidad de moverse, tan necesaria en las personas mayores, dando soporte al equipo de fisioterapeutas en las actividades de mantenimiento de la capacidad física.

Completaremos esta actividad ofreciendo otro tipo de productos para que las personas usuarias del servicio puedan decorar las habitaciones, de acuerdo a sus gustos y preferencias. En este sentido, ya hemos empezado a elaborar cuadros, jarrones, macetas con flores, cojines… que ayudarán a las personas mayores a seguir sintiéndose “como en casa”.


Maria Blasa Vilches
Coordinadora del Área Psicosocial
Residencia y Centro de Día “Els Arcs”
Fundación Salud y Comunidad

Privacy Preference Center