Siento una satisfacción muy grande por el voluntariado que he venido realizando en FSC, me ha dado grandes momentos de felicidad

Cristina Baleyto, de 68 años, ha sido voluntaria siempre, según nos cuenta, atendiendo a personas mayores terminales en la Residencia de “La Verneda” en Barcelona, servicio de la Generalitat de Cataluña, dirigido y gestionado por la Fundación Salud y Comunidad (FSC). Posteriormente, fue propuesta como presidenta del Casal de “La Verneda”, servicio de promoción social y comunitario para la ocupación del tiempo libre de las personas mayores, gestionado también por nuestra entidad, cargo que ejerce de forma voluntaria desde hace 26 años. En esta entrevista, hemos querido conocer un poco más la labor de esta mujer que dicen que tiene “mano de seda y de hierro con los mayores”.

Cristina, ¿qué destacarías de tus inicios como presidenta del Casal de “La Verneda” de San Martí?

Entre otras cosas, que fui la presidenta más joven de Cataluña hace ya 26 años, por lo que tuvimos que hacer una Junta Compensatoria para que el Casal tuviera estatutos, y yo pudiera dirigirlo junto con la asociación, y en pocos años, tras unas gestiones con las personas responsables de la Generalitat de Cataluña, empezamos a ofrecer algunas actividades sin cobrar a las personas mayores, como es el caso de la actividad de gimnasia.

Además de mi interés siempre puesto en el bien de las personas mayores, mirando siempre por ellas para que se sintieran a gusto e integradas, a través de las diferentes y variadas actividades que organizamos en el Casal y que pudieran contar conmigo ante cualquier cosa, que sintieran de cerca mi apoyo, aunque si me tengo que poner firme, me pongo.

Una actividad como presidenta del Casal que además ejerces como voluntaria.

Sí, reconozco que siento una satisfacción muy grande por el voluntariado que he venido realizando en FSC, me ha dado grandes momentos de felicidad en mi vida, además de sentirme en mi labor en general, muy respaldada por la entidad, por la confianza que se ha depositado desde siempre en mí. Me siento muy libre en mis responsabilidades por esta confianza y esto me hace sentir muy cómoda.

Un voluntariado con el que además ocupas tu tiempo y te ayuda a seguir manteniéndote activa.

Sí, y que además de distraerme, me divierte. Esto es muy importante, que nos lo pasemos todos bien. Además, siempre me ha gustado mucho el trato con las personas mayores. Hubo algo que me dijo hace mucho tiempo una persona mayor y que luego vi la razón que tenía, y es que tengo “mano de seda y de hierro con los mayores” porque si me tengo que poner seria con ellos/as me pongo, y les hablo entonces de usted, pero también creo que les demuestro el cariño que les tengo en pequeños detales, gestos cotidianos… Un comentario sobre mi personalidad que me han hecho después otras personas, pero siempre recordaré especialmente a esta persona mayor que me lo dijo.

Volviendo al Casal, ¿qué tipo de actividades organizáis desde la Junta del mismo?

Organizamos talleres de cara a nuestra participación en las fiestas mayores de Barcelona, en actividades que se organizan como “la Castañada”, elaborando las alfombras de flores con motivo de las fiestas del Corpus, o ahora, de cara las fiestas navideñas, participamos en la Cabalgata de los Reyes Magos, evento en el que la Fundación Salud y Comunidad ha colaborado desde años atrás, haciéndose cargo del coste de los trajes, por lo cual nos sentimos más que agradecidos/as.

También organizamos baile los domingos, las personas mayores de barrio vienen también a jugar a las cartas, al dominó, al billar… sobre todo hombres.

Además, recientemente, habéis organizado un encuentro de bolillos que ha sido todo un éxito.

Sí, hemos contado con más de 200 participantes. Ha sido una experiencia que hemos disfrutado muchísimo, preparando chocolate caliente con melindros para todas las personas que nos quisieron acompañar, ofreciendo también botellines de agua, etc. Todo ello lo ofreció la asociación.

Por otra parte, hubo una gran colaboración por parte de los voluntarios/as del barrio, amigos, familiares… que vinieron a ayudar a montar y sacar las mesas a la calle, y que ayudaron en todo, desarrollándose la jornada en un ambiente muy agradable y colaborativo.

Además, el casal es muy activo en muchas más actividades que organizáis…

Sí, como talleres de pintura de tela, patchwork, pinturas al óleo, ganchillo, acuarela, etc.

Desde luego que no os aburrís…

No y más actividades que tenemos previstas (ríe).

¿Sí?, ¿alguna novedad que estéis preparando para el próximo año?

Sí, pensando sobre todo en las mujeres. Ellas saben que, al igual que los hombres, que son los que más vienen, tienen su sitio también aquí en el Casal. Pero queremos que participen y se impliquen mucho más y hemos pensado en un campeonato de cartas a celebrar hacia principios o finales de verano que esperamos que tenga una gran participación de mujeres.

Pues ahora, ya que lo estamos haciendo más público, esperamos que se apunten muchas mujeres del barrio. Seguro que es otro éxito que conseguís para el Casal.

Esperemos que así sea y que “se metan en faena”, queremos contar también con ellas. Es más, necesitamos que estén. Desde luego que le estamos poniendo mucha ilusión y ganas para que se animen y vengan.

Privacy Preference Center