Con la entrada en la “nueva normalidad”, una vez finalizado el estado de alarma por la crisis sanitaria del COVID-19, el equipo de profesionales de la Residencia de Yécora (Álava), gestionada por la Fundación Salud y Comunidad (FSC) y la Asociación Lagunduz, sigue ofreciendo la mejor atención, en el cumplimiento de las medidas de protección sanitarias para mantener a los usuarios/as libres de contagio. Es un gran reto el que se les plantea en esta nueva etapa a trabajadores/as y familiares de residentes, del que estamos seguros que saldrán airosos/as, dada la profesionalidad e implicación demostrada en todo momento, en el cuidado de las personas mayores por parte del servicio.

 Tras la realización de las pruebas pertinentes por el Servicio Público de Salud de la zona, para nosotros/as supone una gran satisfacción poder decir que hemos logrado mantener el centro libre de COVID-19, antes y durante el estado de alarma, así como en el momento actual, con la llegada de la “nueva normalidad”.

Estos meses de estado de alarma han supuesto un proceso de aprendizaje en todos los sentidos, sintiéndonos ahora, si cabe, aún más preparados para seguir manteniendo al virus fuera de nuestro centro y alejado de nuestros/as residentes.

Son muchas las familias de la zona que, durante estos meses, se han dirigido a la Residencia de Yécora para solicitar plaza de residencia, depositando su confianza en nuestro buen hacer. En respuesta a ello, poco a poco, vamos realizando nuevos ingresos, según se van produciendo vacantes, ya que la ocupación a lo largo de todo el año ha sido del 100%.

Durante el período de confinamiento, el equipo de profesionales del centro ha estado muy implicado y se ha mostrado colaborador, haciendo un buen uso de los medios de protección por su propia salud y la de nuestros/as residentes. La labor de todas las personas que en este servicio trabajan, se ha volcado en el acompañamiento y especial atención a los usuarios/as que en el centro residen, ya que, en todo momento fueron muy conscientes del sentimiento de soledad de las personas mayores usuarias, al no poder recibir visitas y no tener cerca a sus familiares.

Como ya explicábamos en otra noticia, con el estado de alarma y la situación sobrevenida, desde la Fundación Salud y Comunidad, se puso en marcha la iniciativa “Ringsistiré”, impulsada en todos los centros de mayores, como medida de apoyo. En el caso de este centro, incorporando la figura de una psicóloga que, todas las tardes, realizaba de una forma más profesionalizada, el mantenimiento de un contacto estrecho de los usuarios/as con sus respectivos familiares, tratando de que pudieran asimilar mejor la nueva situación.

Compromiso y máxima profesionalidad siempre, en el cuidado a las personas mayores de la Residencia de Yécora de FSC

Este contacto se fue realizando a través del teléfono y videollamadas, e igualmente, mediante correo electrónico. Asimismo, a través de esta figura, se potenciaron actividades que hacían más llevadero el confinamiento y la ausencia de visitas a las personas mayores residentes.

Desde un principio, se mantuvo un contacto diario y cercano con todas las familias, compartiendo siempre la información que desde las administraciones nos iban proporcionando y manteniéndolas al día del estado de salud físico y emocional de sus familiares residentes.

A pesar de las medidas restrictivas impuestas por el confinamiento, podemos decir que hemos seguido celebrando cumpleaños o fiestas patronales con menús especiales, amenizados con música popular para seguir manteniendo la alegría, e igualmente, que hemos seguido organizando salidas programadas a la zona de jardín del servicio, siempre pendientes de las medidas de seguridad, que daba un “aire fresco” a la rutina diaria a la que nos sometía el confinamiento.

Durante este tiempo, hemos vivido situaciones muy emotivas y, finalmente, momento especialmente esperado, hemos compartido con nuestros/as residentes el “reencuentro” tan deseado por todos/as, profesionales, familiares y las propias personas mayores, de las que nos sentimos orgullosos/as por lo bien que han tomado las circunstancias y que tanto merecían ese tiempo de felicidad compartida, con sus familiares.

En el momento actual, el equipo de trabajo de la Residencia de Yécora es plenamente consciente de que la amenaza de contagio sigue latente, por lo que las medidas de prevención y protección de la salud propia y de nuestros/as residentes siguen siendo, aún más exigentes, ya que no se puede bajar la guardia ante esta situación de “aparente normalidad”.

Por ello, seguimos trabajando con mucha ilusión y compromiso, con la esperanza puesta en que esta situación, pase a ser tan solo “un alto en el camino”, permita de una vez por todas devolver a nuestros/as residentes el cariño de sus familiares en forma de besos, abrazos y achuchones, tan esperados y deseados por todos/as.

Para finalizar, pero no menos importante, queremos expresar nuestro especial agradecimiento al equipo de OSI Rioja Alavesa, organización sanitaria de referencia que integra el servicio de Atención Primaria de la comarca en la que se integra el servicio, por su implicación y cercanía en todas las actividades que hemos desarrollado, siempre de forma coordinada y con tan buena disposición por su parte.

También, al equipo del Parque de Bomberos de Laguardia que amablemente ha acudido todas las semanas a ayudarnos con las tareas de desinfección del centro, y a la alcaldía y corporación municipal de Yécora, siempre pendientes de nuestras necesidades y dispuestos a ayudar. Sin duda, sin todos ellos/as no hubiera sido posible poderlo contar de esta forma.

Privacy Preference Center

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecerle contenidos interesantes mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.    Ver
Privacidad