Desde hace 7 años, la Fundación Salud y Comunidad (FSC) y el Grupo Lagunduz gestionan el Programa de Intervención Psicosocial del Centro Gerontológico “Egogain” de Eibar, uniéndose posteriormente la asociación Lahar Elkargoa. El servicio pertenece a la Diputación Foral de Gipuzkoa y consta de unidad residencial, centro de día, unidad psicogeriátrica y unidad de trastorno mental severo (URTMS). En esta ocasión, queremos conocer más de cerca el trabajo realizado en esta última unidad, de la mano de nuestros compañeros Maider Irisarri (dinamizadora de la misma) y Pedro Bilbatua (coordinador de Programas de Intervención Psicosocial).

La URTMS se encuentra ubicada en la 6ª planta del centro, tiene una capacidad para 13 personas y está destinada a residentes de 50 a 65 años con una patología mental severa que se encuentran estables.

El objetivo de la unidad es el de rehabilitar o mantener las capacidades y actividades de la vida diaria, participar del ocio y tiempo libre de una manera normalizada, maximizar la funcionalidad de las personas residentes para que tengan acceso a los servicios y oportunidades fundamentales y que puedan integrarse plenamente en la comunidad.

Se pretende que, a través de este proceso rehabilitador, los usuarios/as de esta unidad sean capaces de incrementar su independencia y autonomía, a través del desarrollo de sus habilidades.

La unidad funciona en régimen abierto. Algunas de las personas residentes en ella salen a realizar otro tipo de tareas ocupacionales y rehabilitadoras en otras entidades, como es el caso del Centro de Día de AGIFES y los Talleres Protegidos GUREAK.

En la unidad, se desarrollan diferentes actividades y talleres de carácter obligatorio. Entre otros, talleres de Lectura Fácil, psicoeducación, salud, prensa, expresión artística y creatividad, memoria, jardinería, actividades lúdicas, intergeneracionales, salidas culturales, café tertulia…

Igualmente, se celebran las fiestas tradicionales como Gaztainerre, San Andrés, Carnaval, Navidad… y los cumpleaños de las personas integrantes de la unidad, contando para ello con el apoyo del personal auxiliar, así como de una dinamizadora y un monitor, además de realizar actividades instrumentales (compras, cocina, hacer las camas…), estas últimas para apoyar la labor de rehabilitación.

De acuerdo con los últimos datos de los que disponemos, todas las actividades tienen una buena aceptación; en especial, las lúdicas, los talleres de memoria y lectura, así como las actividades intergeneracionales, contando también con buena acogida la visita de los niños/as de un colegio cercano que además participan colaborando en el cuidado de los huertos de la unidad.

Por otra parte, el día a día de la unidad está organizado de la siguiente manera: los usuarios/as se levantan a las 8:00 de la mañana y realizan el aseo personal, contando con la supervisión y apoyo del equipo profesional, en el caso de aquellas personas que lo precisan.

Tras el aseo personal, desayunan en la propia unidad, en la que se prepara, sirviéndose el desayuno entre ellos/as. Posteriormente, las personas que acuden a otros servicios (AGIFES y GUREAK), se dirigen a los mismos y para el resto, comienzan las diferentes tareas domésticas a realizar (bajar a lavandería, ir a por la prensa diaria, cuidar el huerto…), hasta las 09:30, hora en la que se realiza la actividad de “Buenos días”. De 10:00 a 12:00, tienen lugar las diferentes actividades y talleres mencionados anteriormente, para finalizar con un espacio de descanso, comida y siesta.

Por la tarde, se realizan actividades lúdicas (cartas, pasatiempos…) con apoyo del personal cuidador. Tras ellas, tiene lugar la merienda y posteriormente, cada persona dedica el tiempo a actividades de su interés hasta las 19:30, hora en la que se realiza la actividad de “Buenas tardes”. Tras la cena y toma de medicación, los usuarios/as  permanecen en la unidad viendo la televisión, ya sea en la sala común o en su habitación, hasta la hora de acostarse.

Además, cabe destacar que contamos con un Plan Personalizado de atención, que permite detectar las necesidades de cada persona, de cara a la intervención, y que ha resultado ser un buen instrumento para la mejora de nuestra labor.

En cuanto a la evaluación de resultados, se aplican las escalas REHAB para medir el nivel de competencia personal y EVDP, a través de la cual se mide el nivel de desempeño psicosocial. Estas escalas han sido implementadas por la Diputación Foral para todos los recursos de Salud Mental.

Por último, la valoración que hacemos de la labor realizada en el Programa de Intervención Psicosocial del Centro Gerontológico “Egogain” de Eibar es positiva, lo cual demuestra la eficiencia de un modelo de gestión que nos está ofreciendo muy buenos resultados.

Desde su ingreso en el centro, las personas usuarias han mejorado en aquellas capacidades en las que mostraban dificultades previo ingreso. En este sentido, se observa mejoría en la lectura, escritura, atención… de los usuarios/as de la unidad, gracias a las labores de apoyo. Además, cabe destacar su integración en la vida del centro y de la ciudad, manteniendo estable su situación.

El Programa de Intervención Psicosocial de este servicio es el resultado del compromiso y la confianza mutua entre FSC, el Grupo Lagunduz y la asociación Lahar Elkargoa con la Diputación de Guipúzcoa, para seguir desarrollando este proyecto. Desde nuestra entidad queremos expresar la satisfacción por tan buenos resultados, desde el compromiso de tratar de ofrecer siempre la mayor calidad en la atención y asistencia a las personas residentes.

Privacy Preference Center