Sònia es abogada especializada en violencia machista e investigadora principal del estudio “Diagnóstico de los recursos de intervención para el abordaje integral de las violencias sexuales en la ciudad de Barcelona”, realizado por la Fundación Salud y Comunidad (FSC). Ejerce como acusación particular en procesos de violencia contra la mujer y/o niños y niñas. También es asesora en violencia machista. Actualmente, es la responsable del Área de violencia machista de la asociación Dones Juristes. En esta entrevista, nos adentrará en esta investigación sobre servicios de atención e intervención en violencias sexuales.

– ¿Cómo surgió la idea de realizar la investigación “Diagnóstico de los recursos de intervención para el abordaje integral de las violencias sexuales en la ciudad de Barcelona”?

La idea surgió desde la Fundación Salud y Comunidad, al detectar la necesidad de una falta de recursos de asistencia e intervención en el abordaje integral de las violencias sexuales en la ciudad de Barcelona. Se detectó que las mujeres que habían sufrido algún tipo de violencia sexual no tenían claro el camino para encontrar la atención suficiente y eficiente, de cara a una recuperación integral.

– ¿Cuáles son los objetivos principales de este estudio?

Se trata de contribuir a la visibilización del fenómeno negativo de las violencias sexuales en la ciudad de Barcelona, ​​mediante la sensibilización a la ciudadanía sobre la existencia y tratamiento de las mismas, especialmente en las mujeres, adolescentes y jóvenes. Otro de los objetivos principales de este estudio es mejorar el conocimiento de la red de atención a las personas víctimas de abusos o agresiones sexuales en funcionamiento en Barcelona, ​​tanto en el caso de los profesionales de atención social como en el de la ciudadanía en general, que facilite el acceso a los servicios.

Por último, otro de los objetivos es impulsar el fortalecimiento de la red de atención especializada en violencia sexual en la ciudad de Barcelona.

– ¿Qué conclusiones destacarías del abordaje de las violencias sexuales en la ciudad de Barcelona, a partir de la realización de este estudio?

Señalaría los siguientes:

– Falta de compromiso político público para dotar presupuestariamente las leyes y la

regulación específica en materia de violencias sexuales.

– Invisibilidad social e institucional de las violencias sexuales.

– Falta de protocolo, marco inexistente que genera una falta de circuito guiado; se traduce en recorrido confuso y recursos dispersos.

– Faltan recursos etiquetados de “violencias”. Con este concepto, se intenta resumir una carencia que definieron varias de las personas testigos a lo largo del estudio.

– Se hace necesaria una reflexión sobre la segmentación (por edad, sexo, temática y finalidad) de los servicios y las entidades que trabajan las violencias sexuales.

– Falta unificar el concepto de violencias sexuales.

– Falla la detección de las violencias sexuales en el ámbito de la pareja o expareja, por razón de matrimonios forzados, mutilación genital femenina, tráfico de seres humanos y en el caso de las adolescentes.

 – ¿Qué destacarías de la metodología utilizada?

La metodología empleada en el estudio se ha centrado en entrevistas individuales en cada servicio de la red, combinada con el análisis de otras experiencias territoriales. La visita in situ a cada servicio, institución o entidad, se convirtió en clave para conocer su funcionamiento y su labor en relación a las violencias sexuales.

Sin embargo, antes de la publicación del informe que suscribimos, el 22 de noviembre del 2018, hicimos una sesión de contraste con varias profesionales en el ámbito de las violencias sexuales, para que mostraran su opinión inicial respecto a las conclusiones del estudio y que generasen un debate enriquecedor, antes de cerrar la redacción del informe.

– ¿Y qué dirías que es lo más significativo de las actuaciones de mejora en el abordaje de las violencias sexuales en la ciudad de Barcelona?

Lo resumiría en los siguientes aspectos:

– Necesidad de dotación presupuestaria para implementar las medidas adecuadas para el abordaje de las violencias sexuales y para disponer de más recursos humanos y materiales efectivos en aquellos servicios públicos que trabajan las violencias machistas, así como incorporar las entidades de Barcelona que vienen trabajando las violencias sexuales desde hace años en el circuito.

– Necesidad de promover la coordinación entre los servicios que aborden las violencias sexuales (incluido el ámbito judicial); y el traspaso de información útil y proporcional, adecuado a la finalidad y al objeto.

– Necesidad de estudiar la viabilidad de una red independiente para abordar las violencias sexuales o la inclusión de los mismos servicios en una red prevista en la ciudad de Barcelona (BCN Antimachista) con autonomía propia.

– Necesidad de implementar un acompañamiento emocional continuo y único durante todas las fases del proceso de recuperación de una chica o mujer que ha sufrido violencia sexual. Sería bueno que en este acompañamiento se contemplara también el seguimiento del proceso, informando a la mujer / chica y vinculándola a la red.

– Promover la formación especializada en violencias sexuales, con perspectiva de género y derechos humanos, a través de los canales propios de las profesionales que trabajarán en ellos.

– Introducir la mirada interseccional o segmentar los servicios de violencia sexual necesarios para hacerla efectiva.

– Avanzar en metodologías de intervención en la atención específica, en función de la diversidad funcional, los recursos económicos, mujeres migradas, la diversidad sexual, la edad … sin caer en la victimización múltiple.

– Por último, también habéis contemplado diversas acciones de difusión, en el marco de esta investigación ¿qué destacarías sobre todo ello?

En el marco de este proyecto, hemos creado un portal web en catalán, castellano, francés e inglés https://www.fsyc.org/violenciassexuales que, en primer lugar, hace difusión de este estudio. En segundo lugar, expone brevemente qué se entiende por violencias sexuales y en qué marco se mueven actualmente (haciendo la distinción comunitaria y jurídica) y, en tercer lugar, enlaza todos los recursos de intervención existentes en violencias sexuales en la ciudad de Barcelona, ​​con una breve explicación de lo que pueden ofrecer estos servicios o entidades.

Puede ser muy útil que un portal web aglutine todos los recursos al alcance, ya que hasta ahora estos se encontraban muy dispersos en los buscadores de Internet.

– ¿Cuál sería el siguiente paso en cuanto a acciones de difusión, tras la realización de este estudio?

Queremos seguir generando contenido en este portal, y de esta forma mantenerlo vivo. Esta web pretende ser cálida, acompañada de un mensaje amable y empoderador, lejos de esos portales webs revictimizadores, culpabilizadores y con una estética tenue.