Módulo III

9

La salud, la intimidad y vida afectiva

Acompañamiento y seguimiento médico, respeto de la intimidad y vida sexual y afectiva de las personas mayores dependientes

9.1 La salud de la persona que recibe los cuidados

En general, el envejecimiento conlleva la aparición de múltiples patologías (diabetes, hipertensión arterial, artrosis, insuficiencia cardiaca…), y eso implica que en ocasiones pueden tomar varios fármacos de forma crónica. Además, las personas mayores dependientes que siguen diferentes tratamientos farmacológicos son más proclives a padecer efectos adversos, por lo que es importante estar atento a los posibles signos de alarma como:

  • Si tienes dudas sobre la administración de algún tratamiento

  • Si aparecen síntomas que antes no presentaba: insomnio, somnolencia, boca seca, estreñimiento, ya que pueden ser efectos adversos de la medicación

  • Si la persona tiene dificultades para tomar el medicamento prescrito. Por ejemplo, si no puede tragar pastillas, el médico puede sustituirlas por un preparado líquido o un parche.

Es muy importante tener en cuenta que el autodiagnóstico, la automedicación, el autotratamiento o el uso de alternativas sanitarias no avaladas científicamente y por las autoridades sanitarias suponen actitudes peligrosas

Es fundamental que sobre un posible riesgo real o elevado de padecer una enfermedad -tanto de la persona cuidadora como de la persona a la cual se cuida- dirigirse siempre al médico de cabecera o al especialista y que sea éste quien realice los tests y análisis apropiados y, si procede, establecer una intervención personalizada o acompañamiento y asistencia a la toma de medicaciones por parte de la persona cuidadora

Diseña un plan de medicación

Para el cuidado de personas dependientes, y sobre todo en situaciones que se encargue del cuidado a terceras personas, puede ser muy útil disponer de un gráfico que contenga todos los detalles del plan individualizado de medicación; eso evitará confundir tomas y horarios.

Algunos consejos básicos son:

  • Asegurar que la persona no es alérgica al fármaco prescrito

  • No administrar medicamentos sin prescripción ni de otras personas

  • Respetar siempre el tiempo indicado por el médico, no retire el tratamiento antes

  • Estar bien informado/a: preferentemente por escrito, tanto del nombre de los medicamentos y para qué sirven, así como de cuándo, cómo y cuánto tiempo deben tomarse

  • Vigilar la fecha de caducidad y cumplir las instrucciones de conservación: a veces hay que guardarlos en la nevera, lugares oscuros y frescos…

  • Cuando vayas al médico lleva contigo el listado de medicamentos y muéstralo al médico, para evitar duplicidad o interacciones de fármacos

Programa de atención farmacéutica domiciliaria

Por parte de las diferentes organizaciones públicas existen programas de atención farmacéutica domiciliaria. En la Comunitat Valenciana se desarrolla el Domi-EQIFar por la Conselleria de Sanitat Universal i Salut Pública en colaboración con la Conselleria d’Igualtat i Polítiques Inclusives y con los Colegios Oficiales de Farmacia de Alicante, Castellón y Valencia. Puedes infórmate y solicitarlo a través tu médico/a, enfermero/a, farmacéutico/a de atención primaria.

Abrir recurso

9.3 Respeto de la intimidad

La preservación del derecho a LA INTIMIDAD de los/las mayores en situación de dependencia, trata del respeto de su dignidad humana e implica fundamentalmente:

  • Respetar su intimidad

  • No infantilizar a la persona cuidada

  • Evitar referirse en tercera persona cuando la persona está presente

  • Ser tratadas con respeto por parte de los cuidadores

A continuación te animamos a visualizar el siguiente vídeo sobre la preservación de la intimidad elaborado para el proyecto “Saber Ser Cuidador”, una formación impartida en Francia dedicada a los cuidadores/as

9.3 Vida sexual y afectiva

La vida sexual y afectiva caracteriza al ser humano a lo largo de toda su vida, por ello también es una necesidad presente en las personas mayores en situación de dependencia.

Esto abarca al sexo, las identidades y los papeles de género, el erotismo, el placer, la intimidad, la reproducción y la orientación sexual. Se vive y se expresa a través de pensamientos, fantasías, deseos, creencias, actitudes, valores, conductas, prácticas, papeles y relaciones interpersonales.

Por ello es importe que la persona cuidadora pueda valorar la necesidad de mantener relaciones afectivas y/o sexuales de la persona a la que cuida y saber si para ello sería necesario la interacción con otra persona.

Algunos consejos generales

Las personas cuidadoras deben actuar siempre dentro del máximo respeto. Es muy importante estimular los aspectos sociales y afectivos y en el caso de demencias o deterioros cognitivos respetar las 5 necesidades básicas psicológicas y sociales:

1

El confort

Todo aquello que demuestre un verdadero afecto y cercanía a la persona

2

La identidad

Saber basar una relación en la identidad de la persona y reafirmación de sus logros y destrezas

3

La inclusión

Demostrar un sentimiento de aceptación e integración en cualquier contexto

4

La vinculación

Reconocer y dar soporte a las necesidades y sentimientos de la persona

5

La ocupación

Sentirse implicado en el proyecto de vida de la persona y facilitarle el soporte necesario dentro de las posibilidades

Fuente: adaptación de Dawn, B.; Surr, C.  2008 Dementia care Mapping. Principis i pràcticaAlzheimer Catalunya Fundació.

Tema 8
Tema 10