Módulo II

5

Acompañamiento en el proyecto de vida

El envejecimiento y el proceso de duelo

5.1 El proyecto de vida de las personas mayores dependientes

El proceso de cuidar implica saber “ponerse en el lugar de la persona cuidada”. Es decir, el conocimiento de la persona a la cual se cuida. Es importante promover la autonomía y la independencia a través del desarrollo de iniciativas que faciliten la toma de decisiones «a tiempo» sobre el propio proyecto de vida.

¿Y, qué es un proyecto de vida?

El Proyecto de Vida es necesario en cualquier momento de nuestra vida, y por ello en los mayores dependientes no debe ser una excepción. Por ello es importante que se sigan creando metas u objetivos y las personas cuidadoras puedan ayudar a alcanzarlos.

A continuación, te animamos a la ver el vídeo la periodista Patricia Kelly sobre el Proyecto de Vida en la vejez:

5.2 Comprender el envejecimiento

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define desde un punto de vista biológico el envejecimiento como la consecuencia de la acumulación de daños moleculares y celulares a lo largo del tiempo, lo que lleva a un descenso gradual de las capacidades físicas, mentales y un aumento del riesgo de enfermedad.

Ahora bien, la edad de una persona en años es más bien relativa. Si bien algunas personas mayores de 70 años disfrutan de una excelente salud y se desenvuelven perfectamente, otras son frágiles y necesitan ayuda considerable.

Afectaciones específicas de la vejez

A medida que se envejece aumenta la probabilidad de experimentar varias afecciones al mismo tiempo, entre las afecciones comunes de la vejez cabe citar la:

  • Pérdida de audición

  • Cataratas

  • Errores de refracción (la miopía, la hipermetropía, el astigmatismo y la presbicia)

  • Dolores de espalda

  • Cuello y osteoartritis

  • Neuropatías obstructivas crónicas (patologías pulmonares)

  • Diabetes

  • Depresión

  • Demencia

Además, también aparecen varios estados de salud complejos que pueden ser los denominados síndromes geriátricos o enfermedades específicas. Por lo general son consecuencia de múltiples factores, entre otros, los siguientes:

  • Fragilidad

  • Incontinencia urinaria

  • Caídas

  • Estados delirantes

  • Úlceras por presión

La diversidad y los estereotipos obsoletos

No hay una persona dependiente «típica»: algunas personas pueden tener facultades físicas y/o psíquicas con un gran nivel de autonomía. Otras personas, en cambio, pueden sufrir un deterioro considerable a edades tempranas.

El “Edadismo” o la discriminación por edad: con frecuencia se da por supuesto que las personas mayores son frágiles o dependientes y una carga para la sociedad. La salud pública, y la sociedad en general, debe abordar estas y otras actitudes contra la tercera edad, que pueden dar lugar a discriminación y afectar a la formulación de las políticas y las oportunidades de las personas mayores de disfrutar de un envejecimiento saludable.

 

Para acabar este apartado te animamos a visualizar el siguiente vídeo de la periodista mexicana Patricia Kelly, Edadismo: la discriminación por edad

5.3 El proceso de duelo

Además de los cambios biológicos, el envejecimiento también está asociado con otras transiciones de la vida como la jubilación, el traslado a viviendas más apropiadas, y el fallecimiento de familiares, amigos o pareja. Es importante el acompañamiento en el proceso de duelo y frente el fallecimiento de las personas del entorno y de la persona cuidada. Por ello es importante tener en cuenta las fases del fallecimiento.

Fases del duelo

1

Trauma y choque

Estado inicial de aturdimiento y confusión en el que se alternan momentos de aturdimiento, que amortiguan en momentos de estrés intenso, con momentos de choque directo y confrontación con el dolor y la realidad

2

Protección y negación

Desarrollamos estrategias para mitigar el dolor: evitación de ciertos recuerdos, la negación de la realidad y de ciertas emociones. Así conseguimos ganar un poco de tiempo para conectar con el dolor de forma gradual.

3

Integración y conexión

Empezamos a ser capaces de pensar en la persona y rememorarla. Sentimos la necesidad de hablar sobre ella y recordar experiencias.

4

Crecimiento y transformación

Aprendemos a vivir sin la persona fallecida y encontramos formas de canalizar y transformar el sufrimiento para dar un nuevo sentido a nuestra vida.

Y recuerda que…

No todas las personas pasan por todas las fases y se pueden pasar por varias al mismo tiempo

Todas las fases son normales mientras no se cronifiquen

Tema 4
Tema 6