Misi Ponce, voluntaria de la Fundación Salud y Comunidad: “Mi segunda casa es la Residencia y Centro de Día de Gavá”

3
372

En esta ocasión, hemos entrevistado a esta voluntaria de 70 años de la que destaca su vitalidad y predisposición a hacer la vida más grata a las personas mayores de la Residencia y Centro de Día de Gavá. Reconoce que este voluntariado le llena enormemente y que sigue aprendiendo cada día de las personas mayores usuarias del servicio que en muchos casos tienen más edad que ella.

¿Cuánto tiempo llevas realizando la actividad de voluntariado y con cuánta frecuencia realizas tu labor?

Llevo haciendo esta tarea unos 4 o 5 años en la Residencia y Centro de Día de Gavá (Barcelona). Voy casi todas las mañanas al centro.

¿En qué consiste la tarea que realizas?, ¿ha ido cambiando con el tiempo?

Empecé haciendo una labor de acompañamiento, realizando salidas a la calle con una usuaria del servicio dos veces por semana. Paseábamos, hablábamos… y luego me fui involucrando en las actividades del centro, empecé a realizar salidas con otros usuarios/as al mercadillo… Actualmente lo combino todo, las salidas con usuarios/as a la calle y mi colaboración en las actividades que se realizan en la residencia.

Concretamente, ¿qué actividad desarrollas en el centro?

Ayudo con la actividad de manualidades; en la decoración de las instalaciones por el cambio de estación; en la elaboración de rosas por Sant Jordi; cuando hay cumpleaños bailo con los usuarios/as del centro, les hago bailar con las manos, si no pueden hacerlo de otra forma, y se ponen muy contentos. Además, recientemente, he incorporado una tarea nueva, estoy muy ilusionada con esta nueva labor.

¿Sí?, cuéntanos de qué se trata y qué acogida está teniendo por parte de los usuarios/as del servicio.

Se trata de un taller de manicura. Las usuarias están muy contentas y yo disfruto mucho con esta nueva actividad. Ha habido alguna usuaria que ha venido a decirme que ella nunca se ha pintado las uñas y que conmigo sí lo quiere hacer. Para mí es muy satisfactorio que una persona me diga esto. Ahora ya tengo cola en mi taller de manicura…

¿Qué significa para ti hacer voluntariado y qué valoración haces de tu labor?

Muy buena, me da mucha vida. Estoy muy contenta. Si estoy apática, me voy a la residencia y allí se me olvida todo. Pienso “¡y los dolores que tendrán ellos!” y me cambia el humor.

Hacer voluntariado significa mucho para mí, las personas mayores me enseñan cosas cada día. Me han dado una gran lección de vida sobre tolerancia, me han enseñado lo que es la paciencia… Cuando no voy al centro me siento del revés, por eso intento ir todo lo que puedo, ya sea mañana o tarde, aunque generalmente voy por las mañanas, pues si no voy me falta algo.

En definitiva, me gusta sacar tiempo para esta labor, ya sabes aquello de que “el que quiere puede” y yo quiero, porque esta tarea la hago también por mí por todo lo que me aporta.

¿Qué es lo que te ha motivado a hacer voluntariado con personas mayores?

Siempre me han interesado los mayores, aunque también colaboro con menores, llevo 15 años como catequista. Tanto los más pequeños como los mayores, me siguen enseñando muchas cosas.

Anteriormente a mi voluntariado en la Residencia de Gavá ya había colaborado con mayores, concretamente con mayores con Alzheimer. Los mayores me gustan mucho por su sabiduría de vida. Me gusta realizar voluntariado con ellos/as, especialmente por esto.

Además, me dan mucho cariño y amor. Son muy expresivos y también muy agradecidos. Noto que me quieren mucho y eso es muy bonito. Así es muy fácil hacer voluntariado.

¿Te esperabas esta colaboración de voluntariado así o en qué aspectos te ha sorprendido?

Me ha sorprendido gratamente la confianza que me ha dado el equipo de profesionales y lo atentos/as que han sido siempre conmigo, me han hecho y me hacen sentir muy bien con esta libertad y confianza en mi labor que me dan. Así todo es más sencillo. Estoy especialmente agradecida a Isabel Gavilán, la directora del centro, por las facilidades que me ha dado desde el principio.

Después de estos años realizando voluntariado, te puedo decir que mi segunda casa es ya la Residencia y Centro de Día de Gavá. He hecho muchas amistades durante este tiempo y estoy muy a gusto. A veces bromeo con los usuarios/as y el equipo profesional del centro diciéndoles que lo que pasa es que “me estoy haciendo un hueco”, pues tampoco me falta tanto ya…

¿Alguna cosa más para finalizar la entrevista?

Sí, como ya he hablado del equipo de profesionales, decir también que los usuarios/as de este centro son fantásticos/as. Me aportan mucho.

3 Comentarios

  1. Lo cierto es que Misi se merecía un reconocimiento así. Por su vitalidad nadie lo diría pero es un claro ejemplo de envejecimiento activo pero desde el voluntariado pues para ella lo más importante son los otros. ¡Ojalá existieran muchas más MISI!!!!!!!

  2. Gracias Misi por la colaboración, muchos de los mayores de la Residencia y Centro de día de Gavá me han transmitido lo bien que se sienten con tus visitas.
    Gracias por la labor que haces, para todos nosotros es muy importante y me alegro que tengas este reconocimiento.
    Un abrazo

  3. Enhorabuena Misi. Solo tengo palabras de agradecimiento por todo lo que aporta en nuestro Centro con esa vitalidad y simpatia que le caracteriza. Y esperamos poder seguir contando con ella mucho tiempo en esta su segunda casa.
    Isabel Gavilan. Directora del Centro

Deja un comentario