La Residencia y Centro de Día “Infanta Elena” gestionada por FSC celebra por todo lo alto los Sanfermines

0
496

Por fin llegó el ansiado 6 de julio, día que da comienzo a las fiestas en honor a San Fermín, y en el que iniciamos el “Programa Especial de actividades 2017”. El servicio, ubicado en Cordovilla (Galar), muy cercano a Pamplona, está gestionado por la Fundación Salud y Comunidad (FSC), el Grupo Lagunduz y la Fundación Maresme para Personas con Disminución Psíquica.

El día arrancó con la tradicional entrega de “pañuelicos” rojos de San Fermín a todos los usuarios/as que se han incorporado al centro en el último año. Se trata de un servicio asistencial destinado a la atención a personas con discapacidad física grave o severa.

Tras la entrega e imposición del pañuelo por parte de la dirección del servicio, estas mismas personas tuvieron el honor de realizar, desde la terraza del centro, el lanzamiento del tradicional “txupinazo” (chupinazo) que da inicio a estas fiestas.

Pañuelo rojo en alto, como manda la tradición, se prendió -y bien- la mecha del chupinazo. A las doce en punto, el primer cohete anunciador de la fiesta fue lanzado por Maider Pirón, usuaria del Servicio de Atención Diurna, al grito de “Viva San Fermín ” y “Gora San Fermín”, coreada y jaleada por las numerosas personas presentes y acompañada por la directora del centro, Ana Merino.

Posteriormente, se lanzaron otros 11 cohetes más, hasta completar la traca de 12 cohetes anunciadores de la fiesta, prendidos por cada uno de los usuarios/as que se han incorporado al servicio de atención diurna y de residencia en el centro “Infanta Elena” durante el último año.

Tras su estallido en el cielo, se desbordó de alegría, en una jornada calurosa, que acompañó durante todo el día. A continuación, se procedió a tomar el tradicional “almuercico”, compuesto por pinchos diversos de ensaladilla, chistorra y fritos, todo ello ambientado a son de las tradicionales canciones de las Peñas Sanfermineras.

En el almuerzo, participaron los usuarios/as, sus familiares y los profesionales del servicio. El día discurrió en medio un gran ambiente festivo, en el que todos acabaron bailando y cantando, hasta que pasaron a degustar la “Comida Especial Víspera de San Fermín”.

Ya después de ésta, se realizó la proyección del chupinazo de Pamplona en el Salón de Actos, para todos aquellos que no lo habían podido ver al mediodía. No se perdieron detalle del ambiente que había en la Plaza Consistorial de Pamplona. Por la tarde, se contó con la actuación de un acordeonista, Iñaki Zugaldía, que amenizó la merienda y puso fin a una jornada festiva inolvidable.

A lo largo de los nueve días que duran las fiestas, el centro “Infanta Elena”, ha contado con diversas actividades, comidas especiales, juegos con premios, proyecciones y diferentes salidas de ocio al casco antiguo de  Pamplona para disfrutar del ambiente sanferminero. Los usuarios/as han tenido la oportunidad de asistir a las tradicionales canciones de las peñas, las actuaciones de joteros, a la tómbola…

Para finalizar y, como manda la tradición, cantamos también el 14 de julio el “Pobre de Mí” y el “Ya falta menos”… para el Glorioso San Fermín 2018.

No hay comentarios

Deja un comentario