Este año se preveía poca asistencia y se hablaba de los inconvenientes de celebrar el día de Sant Jordi por parte de este servicio financiado por el Departamento de Bienestar Social y Familia de la Generalitat de Cataluña. En esta ocasión la festividad se celebraba en domingo.

El lugar asignado a nuestra parada fue el mismo que el de los años anteriores y, a pesar de que las expectativas no eran demasiado buenas, como siempre, preparamos la jornada con gran ilusión y dedicación.

Una carpa, unas mesas, unas sillas, unas rosas y, sobre todo, la buena predisposición de los usuarios/as que llevaban semanas trabajando en las piezas que se iban a vender ese día, fueron los principales ingredientes de la jornada. 

Los participantes del Taller Sociolaboral se esmeraron en la preparación del puesto que instalaron en la calle, en llamar la atención de los peatones que pasaban por allí para contarles lo que hacían y cómo lo hacían, en la organización de cara a las ventas…

También, en atender las visitas de familiares, amigos/as y conocidos que los venían a ver, a la vez que hablaban de la tarea que, a diario, llevan a cabo en un recurso que cada año atiende a unas 50 personas con problemas de adicciones y, de paso, a sus familias… y, en definitiva, en conseguir que realmente fuera un día festivo para todos ellos.

taller-santjordi-1

Este año también se apostó por la venta de rosas naturales, además de productos elaborados a mano en el taller utilizando la madera. La afluencia de gente que paseaba por el Paseo de San Juan donde se ubica nuestra parada, hizo que las ventas se mantuvieran durante todo el día e incluso que alargáramos la hora de finalización, dado que nuestra parada, con su incesante actividad, despertaba la atención de muchos viandantes.

Una vez más, la valoración de la jornada es excelente, dado que las personas usuarias del recurso viven el día de una manera diferente, participando activamente. Este día les ofrece también la oportunidad de mostrar al mundo que son capaces de hacer originales artículos elaborados manualmente, compartiendo una jornada diferente con los compañeros/as y familiares, así como con profesionales o conocidos que se acercan a la parada, curiosos por descubrir que habrán preparado este años los usuarios/as del Taller Sociolaboral de FSC.

Aprovechamos para agradecer a todos los usuarios/as y al voluntariado que colabora habitualmente en este servicio la labor realizada. También, a todos/as los que os pudisteis acercar el domingo 23 de abril a nuestra parada y, por si alguna persona se quedó con ganas de adquirir alguno de nuestros productos, decirle que aún está a tiempo de pedirnos alguna pieza, a través del correo tac@fsyc.org.

No hay comentarios

Deja un comentario