Es necesario desnormalizar algunos comportamientos que no dejan de ser agresiones en espacios de ocio nocturno

0
257

Las denuncias por abusos sexuales aumentaron un 43,47% en Cataluña en 2016, según datos presentados recientemente por el Departamento de Interior de la Generalitat de Cataluña. Por otra parte, las agresiones se incrementaron en un 9,43%, según el balance de seguridad y actividad policial de 2016. Los datos fueron presentados por el conseller de Interior Jordi Jané, junto al director de los Mossos d’Esquadra, Albert Batlle, y su comisario jefe, Josep Lluís Trapero.

El conseller de Interior explicó que la mayor parte de las víctimas de agresiones sexuales son mujeres de entre 18 y 23 años, mientras que el agresor es un hombre de entre 24 y 34 años. Jané señaló que cada día se recibe una media de 34 denuncias por violencia de género en Cataluña, hecho que calificó de “intolerable”.

Por su parte, Trapero explicó que la gran mayoría de las agresiones sexuales se producen en contextos lúdicos, en fin de semana, de noche y en verano. El comisario jefe señaló además que los agresores aprovechan el alcohol y las drogas para someter a las víctimas y que no aceptan su negativa.

Nuestro compañero Otger Amatller, coordinador de Prevención de la Fundación Salud y Comunidad (FSC), intervino en el programa ‘No Ho Sé’ de RAC1 en una mesa redonda sobre abusos sexuales en el contexto de ocio nocturno, junto a Esther García, abogada especialista en la defensa de las víctimas  de delitos contra la libertad sexual, a propósito de la presentación de estos datos por parte del Departamento de Interior.
Entre otras cosas señaló que, complementariamente a las campañas de prevención que se están realizando desde hace años dirigidas a las mujeres, sería interesante poner en marcha otras destinadas a los posibles agresores “para desnormalizar algunos comportamientos que no dejan de ser agresiones”, y también actuaciones dirigidas al “espectador/a ético/a” que muchas veces presencia estas agresiones y no actúa.

Además, Otger Amatller se refirió al “termómetro” que se ha creado desde el Observatorio Noctambul@s de la Fundación Salud y Comunidad, en el que se explican los diferentes tipos de agresiones, a modo de estructura piramidal. “Observamos que la percepción de que se está produciendo una agresión o violencia sexual en la noche no se daba hasta la etapa 3 ó 4, a partir de prácticas sexuales no consentidas en el marco de una relación sexual voluntaria, por ejemplo. Y no se perciben otras conductas, como tocamientos indeseados o acoso como violencia, tanto en chicos como en chicas. Es significativo cómo normalizamos determinados comportamientos por el simple hecho de que en la noche todo vale o la noche me confunde y, en este sentido, el hecho de percibir estados más bajos como normales hace que algunas personas lleguen a estados superiores de ejercicio de la violencia sexual”.

También habló de que cada vez hay más campañas de prevención que se ponen en marcha, con motivo de las fiestas mayores de algunas poblaciones donde antes no había un protocolo de estas características. “Desde el Observatorio Noctambul@s hablamos del efecto San Fermín: hemos observado que desde julio del pasado año el número de municipios y administraciones que se han puesto las pilas es considerable. Esto es muy positivo”.

Para acceder al audio completo de la intervención en catalán de Otger Amatller en el programa ‘No Ho Sé’ de RAC1 haga click aquí

No hay comentarios

Deja un comentario